El hombre hacía maniobras “fuera de lo normal” y cuando le hicieron el test, dio un elevado nivel de alcohol en sangre. Le retuvieron el vehículo tras el procedimiento en Sarmiento al 900.

Un conductor alcoholizado fue retenido este miércoles en pleno centro de la ciudad mientras hacía maniobras “fuera de lo normal” con su vehículo, que fue trasladado al corralón municipal.

La secretaria de Control y Convivencia de la Municipalidad de Rosario, Carolina Labayru, detalló que el procedimiento se desarrolló cerca de las 16 cuando los inspectores de la Dirección General de Tránsito detectaron en Sarmiento al 900 al conductor realizando movimientos imprudentes.

Inmediatamente se procedió a realizarle un control de alcoholemia, que dio como resultado 1,58 gramos de alcohol por litro de sangre.

Como consecuencia del positivo elevado en el test se labró un acta y se ordenó la remisión del automóvil al corralón municipal.

Además, el caso se elevó al Tribunal Municipal de Faltas para que imponga la sanción correspondiente.