Un policía de la Brigada Motorizada que perseguía a un motochorro a contramano por calle Corrientes se subió a la vereda para interceptarlo pero fracasó en su intento y terminó chocando contra la puerta de un kiosco. El mismo agente se repuso y más tarde forzó la detención.

La intensa persecución a un ladrón que robó un celular en el centro incluyó momentos de tensión, como el registrado en Corrientes al 1800. El mismo agente del incidente forzó la detención más tarde. Las imágenes

 

El video reproducido por De 12 a 14 (El Tres) se registró este jueves al mediodía en el marco del operativo que culminó con la detención del ladrón frente a la Terminal de Ómnibus y después de cuatro kilómetros seguir al protagonista de un arrebato en Mendoza, entre Sarmiento y San Martín.

El joven huyó a toda velocidad con su moto, incluso a contramano en algunas zonas. En un momento se subió a una vereda por Corrientes al 1800 y un policía en otro rodado estuvo a punto de derribarlo pero terminó chocando contra la puerta de un kiosco, en una maniobra temeraria que quedó registrada por una cámara de seguridad.

El mismo agente se recuperó, retomó la búsqueda del ladrón y lo terminó acorralando en la zona de la terminal de colectivos, según informaron fuentes policiales.

El ladrón en fuga perdió la estabilidad y cayó sobre Cafferata y Santa Fe, cuando eran varias las unidades de la Unidad Regional II que lo perseguían.

El delincuente fue esposado y trasladado en la caja de una camioneta del 911. También se secuestró la moto.