El crimen ocurrió en una fábrica abandonada, en la localidad bonaerense de Sarandí, en la que vivían el homicida y su mujer. La Policía encontró a ambos cubiertos de sangre y los detuvo.

El asesinato se produjo en esta zona de fábricas, en la localidad bonaerense de Sarandí.El asesinato se produjo en esta zona de fábricas, en la localidad bonaerense de Sarandí.

En la localidad bonaerense de Sarandí, en el partido de Avellaneda, un hombre de 29 años masacró a fierrazos a un amigo porque lo descubrió mientras tenía relaciones sexuales con su concubina. El tremendo asesinato se registró el miércoles en una fábrica abandonada, en cuyo interior vivía la pareja. Los efectivos policiales detuvieron al asesino y también a la mujer, ya que se cree que habría sido cómplice en el violento crimen.

Voceros del departamento judicial de Avellaneda – Lanús revelaron a cronica.com.ar que la infortunada víctima se llamaría César (hasta el momento se desconocen los datos filiatorios del occiso).

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el macabro hecho se descubrió cuando los integrantes del Comando Patrulla (C.P.) de Avellaneda recibieron una denuncia al número telefónico de emergencias 911 que hacía referencia a una persona fallecida dentro de una fábrica abandonada, situada en el cruce de General Hornos y Emilio Zola, en el citado distrito, en las proximidades de la cancha de Arsenal, en un predio aledaño a las vías del Ferrocarril General Roca.

Trascendió que, al arribar al mencionado lugar, los uniformados encontraron el cuerpo sin vida del sujeto, a la vez que observaron al hombre, llamado Lázaro, de 29 años, y a su mujer, de nombre Carla, de 26, quienes tenían las prendas de vestir manchadas con sangre. Por este motivo, los policías los apresaron.

Servidores públicos destinados en la comisaría de Sarandí (4ª de Avellaneda) establecieron, en base a diversos testimonios, que el crimen sucedió cuando el joven descubrió a su mujer y a la víctima mientras tenían sexo, lo que generó una fuerte pelea dentro de la fábrica, que era usada como vivienda por la pareja.

La disputa finalizó en tragedia cuando uno de los hombres, presuntamente con la utilización de una barra metal, golpeó sin piedad al otro sujeto, provocándole la muerte casi de manera instantánea.

Autoridades de la Estación de Policía de Avellaneda y de la Superintendencia de Seguridad del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) de la Zona Sur Uno se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.