Se trata de Jospeh Biggs, de 37 años, organizador de los Proud Boys (Chicos Orgullosos).

El líder del grupo de extrema derecha Proud Boys fue arrestado en Florida por participar de la irrupción al Capitolio de los Estados Unidos. Joseph Biggs, de 37 años, enfrenta cargos de obstruir un procedimiento oficial ante el Congreso, ingresar a un área restringida en el Capitolio y conducta desordenada.

Según un acta del arresto, Biggs está acusado de ser parte de la multitud que sobrepasó a los oficiales de policía del Capitolio el 6 de enero que estaban manejando una barrera de metal en los escalones de ingreso. Biggs parecía estar usando un walkie-talkie durante el asalto al Capitolio, pero le dijo a los agentes del FBI que no tenía conocimiento sobre la planificación de la irrupción y que no sabía quién lo organizó.

Los acusadores sostienen que aparece en varios videos y fotos tomadas dentro del edificio del Capitolio, incluido uno en el que alguien grita su nombre. Antes del hecho, Biggs también les dijo a sus seguidores en la aplicación de redes sociales Parler que se vistieran de negro para parecerse al movimiento antifa de extrema izquierda.

Biggs había organizado una manifestación en 2019 en Portland, Oregón, en la que se enfrentaron más de 1.000 manifestantes de extrema derecha y contramanifestantes antifascistas. Durante su audiencia en Orlando, el juez federal Embry Kidd ordenó que Biggs fuera liberado en confinamiento domiciliario con vigilancia. Los Proud Boys son un grupo neofascista conocido por participar en enfrentamientos violentos en manifestaciones políticas.

Jesús Rivera, de 37 años, también fue arrestado junto a Biggs y enfrenta cargos de entrar a sabiendas en un edificio restringido, intentar obstaculizar los negocios del gobierno, alterar el orden público y manifestarse en los edificios del Capitolio. Rivera subió un video a Facebook mostrándose a sí mismo en la cripta del Capitolio de Estados Unidos, dijeron las autoridades.