“Con el presidente Joe Biden, cerraremos sus sinagogas de culto y pondremos fuertes multas a sus instituciones religiosas”, decía la correspondencia difundida esta semana.

Las sinagogas de Washington DC han estado recibiendo una carta falsa supuestamente firmada por la flamante vicepresidenta Kamala Harris advirtiéndoles que cierren sus instituciones o serán enviados a prisión. “Con el presidente Joe Biden, cerraremos sus sinagogas de culto y pondremos fuertes multas a sus instituciones religiosas”, dice la carta, según una alerta distribuida el martes a las instituciones judías por Secure Community Network (SCN), el grupo judío nacional que asesora a las instituciones sobre seguridad.

“Les daremos dos semanas y sino las cerraremos”, dice la carta, que tiene un matasellos de Albany, Nueva York. “Esta es su justa advertencia de mi parte. La alcaldesa Muriel Bowser tendrá la autoridad de mi parte y del Presidente Biden para cerrarlas y llevar a la cárcel a quien decida abrir sus puertas”.

El remitente de la carta parece buscar desatar la ira de algunas instituciones judías, especialmente entre los ortodoxos, por las restricciones en los servicios religiosos presenciales.

Los destinatarios han alertado a las autoridades sobre la carta, según el SCN. “En este momento, el SCN no tiene conocimiento de ninguna amenaza específica y creíble en lo que se refiere a este documento”, aclaraba el aviso.