El vocero de la Unión Europea (UE), Eric Mamer, anunció hoy que el bloque no cambiará los planes de inmunización contra el coronavirus para el 70% de su población adulta en el verano próximo como consecuencia de los retrasos en las entregas de las vacunas, y advirtió sobre la necesidad de alcanzar los objetivos planteados para “superar la crisis”.

“No planeamos cambiar nuestros objetivos, si cada vez que nos enfrentemos a un problema modificamos nuestros planes perderemos la claridad y predictibilidad”, manifestó hoy Mamer, citado por la agencia Sputnik.

Si bien reconoció que los objetivos de la UE son “muy ambiciosos”, admitió que “es necesario alcanzarlos para superar la crisis”.

En el mismo sentido, el funcionario remarcó: “Nuestro trabajo consiste en superar los obstáculos emergentes”.

Por su parte, la Comisión Europea (CE), órgano ejecutivo de la UE, insistió en medidas para mejorar la estabilidad de los suministros de las vacunas de la farmacéutica AstraZeneca y acelerar la distribución de las dosis.

Hasta el momento, la UE autorizó los antígenos de las compañías Pfizer/BioNTech y Moderna, mientras que continúa pendiente de aprobación la solicitud de AstraZeneca.

Además, el bloque que reúne a 27 países de la región firmó contratos con Johnson&Johnson, Sanofi-GSK y CureVac, pero las empresas no solicitaron aún la autorización para sus medicamentos.

En total, la UE tendrá acceso a más de 2.300 millones de dosis de vacunas contra la Covid-19.

Días atrás, las farmacéuticas Pfizer y BioNTech anunciaron reducciones temporales de suministros debido a sus planes para modernizar la producción, por lo que Polonia podría emprender en febrero acciones legales si Pfizer no cumple con la cantidad acordada.

En Italia, entre tanto, las autoridades de varias regiones suspendieron la campaña de inmunización debido a la escasez de suministros de las vacunas de Pfizer.

En paralelo, Francia no excluyó multas o sanciones por demora.

También se sumó la demora anunciada por la compañía AstraZeneca, por lo que el portavoz de la CE para la salud, Stefan De Keersmaecker, comunicó hoy que la comisaria de Sanidad, Stella Kyriakides, pidió explicaciones a la farmacéutica a través de una carta.