Daniela Moreira contó  cómo fue recibir en su local al presidente de los Estados Unidos y reveló qué comió.

“Todavía estoy en shock”, exclamó este lunes Daniela Moreira en diálogo con TN. La cordobesa, de 30 años, es la dueña del restaurante de Washington que eligió el flamante presidente de Estados Unidos Joe Biden para comprar su brunch este domingo, luego de asistir a misa a tres cuadras del local.

“Se ve que alguien del servicio secreto encargó y el que se bajó del auto a buscarlo fue el hijo, Hunter Bien. Mientras la cocina les preparaba la comida, esperaron 15 minutos y el lugar se llenó de gente”, contó la chef, y agregó que el presidente “saludaba por la ventana”. Por la pandemia de coronavirus, no está permitido el ingreso al salón comedor, solo los pedidos por internet y puck-up en la entrada del comercio.

Según la agenda oficial, el mandatario demócrata fue a misa cerca del mediodía a la iglesia católica Holy Trinity, en el barrio de Georgetown, un templo que solía visitar cuando era vicepresidente. Permaneció allí por 35 minutos, luego, pasó por el local de la emprendedora argentina.

Daniela es dueña de Call Your Mother Deli -un restaurant famoso por en la zona sus bagels- junto a su pareja, Andrew, y a un socio. Justo diez minutos antes de la llegada del jefe de Estado a su local, los tres se habían ido. Pero la noticia llegó rápido, gracias a un vecino que se comunicó con ella para consultarle si sabía por qué había tanto revuelo en su local.

“Aún no podemos creerlo”, admitió la cordobesa. Y explicó que Biden pasó por allí a bordo del auto presidencial, conocido como “La Bestia”, junto a uno de sus hijos y dos de sus nietas, Finnegan y Maisy. “Creemos que las nietas ya habían venido a ese local hace bastante. Puede ser que le hayan dicho ‘abuelo vamos a desayunar’”, presumió la chef.

El restaurant se encuentra a solo 10 minutos de la Casa Blanca, en la esquina de la calle O y 35. Según informó su dueña, se especializa en la venta de bagels, “que es el pan redondo con el agujero en el medio, tradicional de los delis judíos”.

Consultada sobre qué eligió Biden de su carta, Daniela reveló que “compró el bagel que está cubierto con semillas de sésamo y queso crema, bien simple”.

La zona en la que está ubicado el local no es comercial, pero el edificio se volvió popular por su estridente color rosa, que mucha gente usa como fondo para tomarse fotografías.

Daniela es oriunda de Alta Gracia, en Córdoba, y estudió Gastronomía en la capital de la provincia. Cuando se graduó, se fue a vivir a los Estados Unidos con la intención de aprender inglés, según contó, para seguir viajando y conseguir empleo. “Mi sueño siempre fue trabajar en los mejores restaurantes del mundo, y lo hice en el Eleven Madison Park, de Nueva York (un restaurante de Manhattan que fue elegido como el mejor del mundo en 2017 por Michelin)”, señaló.

Sin embargo, esa experiencia le hizo darse cuenta de que disfrutaba más hacer pizzas y panes, y tomó la decisión de dedicarse a eso. Hoy, celebró ese giro en su vida alegando que “le está yendo re bien”.

Y no es para menos, su emprendimiento se volvió tendencia mundial en Twitter por haberle dado de comer al presidente del país en el que reside. Pero también ya abrió ya cuatro locales en la capital estadounidense, y se encamina a la inauguración del quinto. Además, Daniela fue destacada en 2019 como una de las 30 mejores emprendedoras de menos de 30 años de los Estados Unidos, por Forbes.

Esta no es la primera vez que la joven cordobesa es noticia en los medios de comunicación argentinos. En marzo del año pasado, la prensa local informó sobre su iniciativa de donar 1400 comidas para el personal de salud de Washington. “Nunca imaginamos que un gesto tan pequeño pudiera cambiar el ánimo de tantas personas”, contó Daniela a La Voz.

“Todos los hospitales están trabajando a pleno y muy estresados. Uno está muy cerca nuestro, así que los enfermeros eran clientes. Salían de alguna guardia e iban a desayunar a nuestro local”, señaló en aquella oportunidad sobre la iniciativa solidaria.