Se trata de una unidad que además recibió mejoras mecánicas y estéticas.

El gusto por los autos del fallecido actor Paul Walker era sabido. También se conocía que el protagonista de la saga Rápidos y Furiosos era propietario de una gran colección de vehículos.

Luego de su muerte, ocurrida tras un choque automovilístico, cada modelo que pasó por su colección definitivamente cobró otro valor, como el BMW M1 que ahora sale a subasta.

Este superdeportivo de 1980, formó parte de la colección AE Performance, perteneciente a Paul Walker y a su socio Roger Rodas, quien conducía el Porsche Carrera GT en el que ambos perdieron la vida en el incidente de 2013.

El BMW M1 de motor central ya es de por sí solo un vehículo espectacular y codiciado pro muchos amantes de los autos y por coleccionistas. De hecho, apenas se fabricaron 400 unidades homologadas para circular por la vía pública.

Pero este modelo contó con modificaciones hechas por el concesionario alemán AHG, que lo subieron de nivel. El motor ganó otros 75 caballos de fuerza, para alcanzar un total de aproximadamente 350, y se lo decoró con un kit de carrocería único, un trabajo de pintura personalizado y ruedas BBS de tres piezas.

De todos modos, el modelo muestra algo de desgaste, especialmente en el interior, aunque el estado de conservación general es bueno.

Este BMW está siendo subastado por la empresa Bring a Trailer y hasta el momento la oferta más alta llegó a los 390 mil dólares. Pero lo más probable, teniendo en cuenta casos anteriores, es que ese número aumente de manera considerable en la semana que resta para hacer ofertas.

Por ejemplo, un lote de 21 vehículos de dos y cuatro ruedas de la colección personal de la fallecida estrella de Rápidos y Furiosos se vendió hace un año en más de 2.3 millones de dólares en Barrett-Jackson Scottsdale, en gran parte debido a las buenas pujas que tuvo un BMW M3 Lightweight de 1995.

Habrá que ver cuánto influye que AE Performance haya sido propietaria del automóvil solo brevemente. Hasta 2011 residió en Texas. El propietario actual lo compró de la colección en 2014.