Dos hombres fueron imputados por lesiones leves, amenazas, daños, y robo, agravado por el contexto de “odio religioso”.

Dos hombres oriundos de La Cumbre fueron detenidos e imputados esta lunes por la mañana acusados de atacar brutalmente a una familia perteneciente a la comunidad judía mientras ingresaban a la ciudad ya disfrutando de sus vacaciones.

“Se produjo la detención de estas dos personas oriundas de La Cumbre, que son imputadas por lesiones leves, amenazas, daños y robo, todos hechos agravados por el contexto de odio religioso”, señaló la fiscal de Instrucción de la Ciudad de Cosquín, Paula Kelm, en declaraciones a La Estafeta Online.

Se trata de dos hombres de 38 y 42 años, quienes fueron detenidos en dos diferentes viviendas de dicha localidad, una ubicada en el barrio Argentino y la otra en barrio San Gerónimo. Ambas fueron allanadas, logrando el secuestro de elementos que podrían contribuir con la causa que ya se encuentra en curso.

De acuerdo a las primeras informaciones, las características del vehículo involucrado en la agresión habrían sido claves para dar con el paradero de los agresores, rodado que también fue secuestrado por la Policía local.

Qué ocurrió

Una familia conformada por un matrimonio, cinco hijos menores de edad, entre ellos un bebé de poco más de 12 meses, y también una mujer de 91 años de edad, viajaban a bordo de su vehículo desde La Falda hacia La Cumbre -lugar donde veranean hace más de 30 años-, cuando a la altura de Villa Giardino comenzaron a recibir violentos insultos antisemitas por parte de dos hombres a bordo de un auto Subaru.

“Volvíamos de pasar el día en una parque de juegos y, en un momento, mis hijos me dicen que había un auto que nos estaba siguiendo. Al principio no le di importancia pero después me di cuenta de que tenían razón”, comenzó relatando el padre de la familia a Infobae, hecho que según el portal, ocurrió el pasado miércoles.

Continuando con su testimonio, el hombre dijo que intentó seguir su camino pero que le dieron alcance y lo encerraron: “Se bajaron del auto, empezaron a darle patadas al mío y a maldecirnos. ‘Judíos de m…., váyanse de acá. Hay que matarlos a todos’, nos gritaban”, contó.

Cuando finalmente se bajó de su auto -según manifestó- “para intentar dialogar”, lo agarraron a golpes hasta casi perder el conocimiento, mientras toda su familia veía el violento episodio desde el interior del rodado, atemorizados y angustiados con lo que estaban viviendo. “Caí mareado al piso y me golpeé la cabeza. Mis hijos y mi esposa vinieron a socorrerme, pero también los golpearon y los maldijeron”, aseguró.

El hombre realizó la denuncia correspondiente en el destacamento de La Cumbre y finalmente este lunes y tras allanamientos, dieron con dos personas que serían los autores de tan brutal ataque y que, según trascendió, permanecerán detenidos a disposición de la causa.

Cabe destacar que mediante un comunicado, desde la DAIA Filial Córdoba, repudiaron enérgicamente el violento ataque antisemita que sufrió esta familia que se encontraba vacacionando en las sierras cordobesas.

Reiteramos nuestro profundo repudio a este tipo de hechos fundados en la intolerancia, la discriminación y la falta de reconocimiento al otro y abogamos por el debido esclarecimiento de lo sucedido y la aplicación de las sanciones que la ley prevé para este tipo de delitos”, dice parte del contundente escrito difundido este domingo a través de su página oficial en redes sociales.