En plena madrugada tres hombres violentaron la puerta del local comercial ubicado en Peñaloza al 8000. La titular del comercio sostuvo que es la sexta vez que los asaltan.


Un nuevo hecho de inseguridad se registró esta madrugada en un local comercial de barrio Las Flores. Autores desconocidos rompieron la puerta de ingreso de una ferretería ubicada en Avenida Peñaloza al 8000 y se llevaron algo de mercadería: “fue más el daño que hicieron que lo que se robaron” se lamentó Melina, una de las titulares del local.

La joven sostuvo que es la sexta vez que padecen un hecho similar en el local: “ya no sabemos qué más poner para que no entren”. Melina se enteró de lo ocurrido pasada la medianoche de este martes por parte del personal del Comando Radioeléctrico que fue anoticiado del robo por la central de emergencias 911, ya que frente a la ferretería hay un domo de vigilancia. Sin embargo, cuando los policías llegaron al lugar los sospechosos ya habían huido.

Un automovilista que circulaba por el lugar manifestó que momentos antes del arribo del patrullero, tres hombres, uno de ellos vestido con ropas oscuras y otro con una remera blanca, se habían retirado corriendo del comercio, tomando calle Azcuénaga hacia el este.

Los policías procedieron a realizar un patrullaje por la zona, sin embargo no lograron dar con los sospechosos. En tanto, se notificó al fiscal en turno Federico Grimerg, quien dispuso la presencia de peritos en el lugar y el relevamiento de cámaras, a raíz de que a pocos metros de la ferretería se encuentra un domo de monitoreo.

Melina sostuvo que, cuando se dirigía hacia la ferretería advirtió que personal policial había aprehendido a dos jóvenes que se encontraban violentando un cajero automático a pocas cuadras de su local, sin embargo hasta el momento no hay elementos para sostener que podrían haber perpetrado también el robo de su comercio.

“Uno se levanta todos los días, tratando de juntar una monedita para comprar más, y te encontrás con esto, y decís para qué invertir si en media hora te roban”, se lamentó Melina.