Nia Dennis y su ejercicio de 9,95 en gimnasia que reivindica la cultura negra e hipnotiza a Internet.  Dennis ha destacado por la perfección de sus coreografías y la inclusión de música y pasos que homenajean sus orígenes.

Por tercer año consecutivo, una rutina de gimnasia artística se ha viralizado en las redes. En 2019 lo consiguió la gimnasta estadounidense Katelyn Ohashi con una coreografía que le valió su cuarto 10 en su carrera. En 2020, destacó la también estadounidense Nia Dennis, que bailó al ritmo de los temas de Homecoming de Beyoncé. El tuit que compartió la cuenta de la Universidad de UCLA, con la que compite, superó el millón de reproducciones en apenas unas horas. Ya va por los 15 millones, y le valió una nota de 9,975. Este 2021, Dennis repite logro. Tras su participación en la competición contra la Universidad de Arizona el pasado fin de semana, obtuvo un 9,950 de puntuación y el vídeo corrió como la pólvora. En Twitter ya ha sobrepasado los ocho millones de visitas, y subiendo.

La ejecución casi perfecta que le ha llevado a rozar de nuevo la máxima puntuación no ha sido la única razón de su viralización. Como el año pasado, ha destacado el mensaje reivindicativo que la gimnasta ha trasladado tanto en su selección musical como en sus pasos. Si el año pasado gustó la selección de la banda sonora del espectáculo más reivindicativo de la exlíder de Destiny’s Child, este año todas las canciones seleccionadas son de intérpretes afroamericanos. Kendrick Lamar, Missy Elliot, Soulja’s Boy y Dem Franchize Boyz han puesto banda sonora a una rutina para la historia.

En cuanto a la coreografía, Dennis ha intercalado las acrobacias tradicionales de esta disciplina con movimientos de hiphop, poses llenas de actitud e incluso pasos de inspiración griega. Como resumía la cuenta de la universidad californiana al compartir el vídeo, «Así se ve la #excelencianegra. ¡Nia Dennis lo ha vuelto a hacer». Incluso Simone Biles, la gimnasta artística con el mayor palmarés de la historia, felicitó a Dennis. «¡Vamos, Nia Dennis, hazlo chica! Ha sido tan divertido verlo. ¡Sigue petándolo!», se lee en el tuit que ha compartido.

En la rueda de prensa posterior a la competición, Dennis confirmó la importancia de su cultura a la hora de elaborar la coreografía. «Esta rutina refleja totalmente todo lo que soy como mujer, y por supuesto tenía que incluir muchas partes de mi cultura», dijo a los periodistas. «Quería honrar a mi padre. Es griego, estuvo en hermandades, y los pasos importan mucho». Luego, en su Instagram, insistió de nuevo en la inspiración de la cultura negra y de los negros griegos en su actuación. «Tenía que hacerlo… Por la cultura», se lee.

Nacida en Columbus, Ohio, el 23 de febrero de 1999, Nia Dennis empezó a entrenar desde muy pequeña y en 2012 ya entró al equipo nacional, aunque tuvo que abandonar la competición por una lesión ese año. En 2014 comenzó a participar en competiciones internacionales en Italia y Canadá, ganando con el equipo la medalla de oro en ambas y medallas de plata de forma individual. En 2015 participó por primera vez con la Universidad de UCLA, con la que lleva dos años haciéndose viral. Está estudiando sociología y planea desarrollar una carrera como terapeuta física cuando acabe los estudios.

Sus momentos más celebrados, hasta la fecha, han sido las dos rutinas que le han convertido en un fenómeno en las redes. Con la del año pasado, captó la atención de Alicia Keys, que celebró en su cuenta el espectáculo de la gimnasta, y fue invitada al cancelado programa de Ellen DeGeneres para repetir los pasos. «Mirad esta seguridad y poder imparables. Justo hablaba de cómo nada te hace más poderosa que ser tú misma», escribía entonces la cantante. Este año ha llamado la atención de Simone Biles, la gimnasta más importante de todos los tiempos. Con los Juegos Olímpicos de Tokio a la vuelta de la esquina, queda por ver qué más tiene por ofrecer (y con qué sorprender) Nia Dennis este 2021.