La inseguridad que azota a la ciudad de Santa Fe, tanto a casa particualres como a negocios, no da tregua.

Esta vez, aunque resulte inverosímil, un delincuente rompió el vidrio del kiosco de San Martín e Hipólito Irigoyen que tiene rejas y se metió pos el cuadradito de 20 x 20  cm de las rejas. Sin dudas, un malvivientes con destrezas de contorsionista.

La dueña del kisoco contó  que “a las 6 de la mañana me despertó el portero y me avisa que me rompieron el vidrio. Cuando ingreso al local, pensé que  era imposible que hubieran entrado. Cuando me pongo a revisar, me doy cuenta que lo habían logrado y me dieron vuelta el local para intentar robarme la recaudación del Santa Fe servicio (esa no la pudieron robar)”.

Además, la comerciante agregó que “se llevaron alrededor de 40 mil pesos de la recaudación de ayer, del kiosco. Al parecer, se cortó porque había sangre en el local”.

Finalmente, remarcó que “es increíble, pero ingresan por este huequito de la reja. Yo pienso que no es un menor, que es un flaco que vi una vuelta en un negocio cercano y quedó registrado en la cámara”.