La víctima declaró que su jefe lo empujó porque había hecho mal la losa. Fue hospitalizado con politraumatismos. Ocurrió en una obra en City Bell.

Una reacción extrema fue la que tuvo el capataz de una obra en construcción de City Bell, en la ciudad de La Plata, que quedó detenido después de empujar a uno de sus albañiles de una altura de cinco metros. El increíble motivo por el que el agresor se había enfurecido fue que, a su criterio, el trabajador “había hecho mal la losa superior del segundo piso”.

Cuando la policía llegó a la obra ubicada en las calles 28 y 460 el acusado se había escondido detrás de unas chapas para intentar evadirlos y escapar del lugar. No lo consiguió. En cambio, lo imputaron por el delito de lesiones graves y quedó a disposición de la UFI N° 05 del Departamento Judicial de La Plata.

En tanto, el albañil fue trasladado al Hospital de Gonnet con lesiones en todo su cuerpo producto de la caída. Intervino en el hecho personal de Gabinete Técnico Operativo de la comisaría Décima.