El vuelo AR1063 de Aerolíneas Argentinas que trasladará a la Buenos Aires la tercera partida de las vacunas Sputnik V desde Moscú, despegó a la 1.20 de la madrugada rusa (19.20 hora argentina) desde el Aeropuerto Internacional Sheremétievo y está previsto que aterrice en Ezeiza este jueves antes del mediodía.

La línea aérea de bandera concretará el tercer operativo para traer las vacunas, ya que el que trasladó la primera tanda llegó a la Argentina el 24 de diciembre con 300.000 dosis y el segundo lo hizo el 16 de este mes con idéntica cantidad, que ya están siendo aplicadas en todo el país.

 

El vuelo AR1063 del Airbus 330-200, matrícula LV-GIF, sobrevuela Bielorrusia, Lituania, Polonia, Alemania, Francia, el norte de España y Portugal, iniciando allí el cruce del Océano Atlántico, para ingresar a América a la altura de Fortaleza (Brasil). Luego se desplazará sobre Uruguay hasta cruzar el Río de la Plata, para finalmente aterrizar en Ezeiza.

La travesía está a cargo de 10 tripulantes, entre pilotos y copilotos, lo que implica la presencia de cinco tripulaciones en forma simultánea compuestas por comandante y copiloto -cuatro en funciones y una de refuerzo-, que se van alternando en el comando, a los que se suman despachantes, técnicos y personal de carga, para llegar al total de 20 personas a bordo.

El tiempo de carga en Moscú fue de poco más de seis horas, por lo que el arribo a Buenos Aires se estirará brevemente con respecto a lo previsto inicialmente. La nave emprendió el regreso desde Moscú alrededor de las 18 hora de Argentina.

Las vacunas Sputnik V fueron cargadas en la bodega del Airbus, embaladas en contenedores denominados “Thermobox” fabricados por la empresa DHL.

Esos elementos mantienen la refrigeración durante el tiempo suficiente para completar el vuelo sin escalas entre Moscú y Buenos Aires, así como también en la descarga y primera etapa de distribución.