La víctima, de 59 años, fue encontrada en una vivienda de la localidad bonaerense de William Morris, en el partido de Hurlingham. Policías buscan por el crimen, que habría sido consumado por venganza, a dos sujetos y a una mujer.

El cadáver atado con precintos plásticos y con signos de estrangulamiento de un martillero, de 59 años, apareció en el baño de una vivienda que le había mostrado a dos sujetos y a una mujer, en un brutal asesinato descubierto anoche en la localidad bonaerense de William Morris, en el partido de Hurlingham. Se cree que el profesional habría sido asesinado por venganza.

Los voceros del departamento judicial de Morón revelaron a cronica.com.ar que la víctima, identificada como Mariano Alberto Martino, de 59 años, fue encontrado en el baño de una casa situada en el cruce de Doctor Delfor Díaz y General Conrado Villegas, en William Morris, en el oeste del conurbano provincial.

Hallan un cuerpo carbonizado dentro de una camioneta incendiada

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hombre yacía con las manos y los pies atados con precintos plásticos.

Horas antes, el coche del profesional, un Peugeot 206 gris GZY 985, había sido localizado abandonado en la esquina de Junín y Quilmes, a 100 metros del río Reconquista, en jurisdicción de Villa Trujui.

Peritos de la Policía Científica, al revisar al occiso, establecieron que presentaba golpes en el rostro, lesiones en los brazos y signos de haber sido estrangulado.

Asesinaron a un jubilado durante un asalto en Villa María

Trascendió que, a las 7.30 del jueves y según dijo Andrea Montenegro, de 51 años y pareja de la víctima, Martino había salido de su domicilio a bordo del Peugeot 206 para mostrarles inmuebles a diversos clientes y, en base a imágenes captadas por cámaras de seguridad, se lo vio ingresar al escenario del crimen en compañía de dos individuos y de una mujer.

Estos sospechosos abandonaron la vivienda dos horas más tarde y huyeron rápidamente tanto en el auto del hombre como a bordo de Honda CRV gris oscuro.

Cámaras de seguridad instaladas en la Autopista Parque del Buen Ayre captaron el desplazamiento del Peugeot 208, acompañado por una motocicleta, movilizándose desde el partido de Hurlingham rumbo a la zona de Villa Trujui.

Versiones sostienen que el martillero había tenido una serie de problemas por la venta de terrenos y que, además, mantenía aparentemente un juicio millonario.

La causa, que originalmente había sido caratulada “Averiguación de paradero”, ahora se recaratuló “Homicidio”.