Un hombre murió y otros dos se encuentran internados, tras dos accidentes laborales registrados en la ciudad de Palpalá y en Humahuaca.

Según las fuentes policiales que fueron consultadas por nuestro diario, el fatal desenlace se registró el miércoles último alrededor del mediodía, cuando una de las paredes de una empresa recicladora de la localidad de Río Blanco se desmoronó y enterró a un operario de 51 años, que murió casi de forma inmediata.

Los efectivos de la Seccional 23º de Palpalá se hicieron presentes en el lugar y tras entrevistarse con las personas que se encontraban en el lugar de los hechos, dieron cuenta que el hombre se encontraba sobre una escalera con arnés colocado, desarmando una pared del tinglado donde funciona la planta recicladora y por causas que se tratan de establecer, cedió y terminó aplastándolo.

Momentos de desesperación se vivieron en el lugar, ya que los otros operarios intentaban rescatar al hombre de los escombros, pero cuando lograron dar con él, carecía de signos vitales y alertaron de inmediato al personal del Same.

El médico policial también se hizo presente en el lugar y tras diagnosticar las causas del deceso por un traumatismo encéfalo craneal grave, remitió las actuaciones al ayudante fiscal zonal del MPA.

Conmoción en Humahuaca

Un joven de 25 años se encuentra en terapia intensiva del hospital “Pablo Soria” de nuestra ciudad y otro en la sala de observaciones, luego de ser electrocutados mientras realizaban trabajos de albañilería.

Según las fuentes consultadas por nuestro diario, el hecho se registró la mañana del miércoles pasado en una vivienda de la calle Buenos Aires del barrio San Cayetano de la ciudad de Humahuaca cuando el joven de 25 años recibió una fuerte descarga mientras reparaba una pared. Ingresó con el diagnóstico de quemadura eléctrica y su compañero, TEC por caída de altura, más descarga eléctrica.