Así denunció en su cuenta de Twitter la fundación “Lógico & Zoo”, que llegó hasta el lugar.


Gran impotencia e indignación causó un aberrante caso de maltrato animal dado a conocer en las últimas horas. La víctima es Maya, una perra que fue rescatada en el municipio colombiano de Gibraltar, tras conocerse que sus dueños le habían cosido los genitales con un alambre como método para evitar que quedara preñada.

Detuvieron a un hombre que aplastaba animales por placer sexual

Así denunció en su cuenta de Twitter la fundación “Lógico & Zoo”, que llegó hasta el lugar, en la vereda Cubugón, en zona rural del municipio de Toledo, Norte de Santander, y separaron a la perra de sus propietarios.

Según reveló la misma fundación, los agresores habrían decidido usar alambre para cerrar el aparato genital e impedir que ella se reprodujera.

La entidad proteccionista lamentó el hecho y lo calificó de “desgarrador y descarado”, por la manera en que ocasionaron dolor y traumas en la mascota

Aumentó el maltrato animal en la pandemia