En los operativos para llevar a cabo las detenciones, “se incautaron celulares, dinero y vestimenta relacionada al hecho”.

La Fiscalía General del Estado (FGE) de Ecuador informó este viernes que tres personas fueron detenidas, en un operativo conjunto con la Policía Nacional, por su presunta participación en el asesinato del actor y presentador de televisión ecuatoriano Efraín Ruales.

Acribillaron a balazos al popular presentador Efraín Ruales

Los operativos se desarrollaron en el sector de Valdivia, en el sur de la ciudad de Guayaquil, en la región Costa de Ecuador. Según la FGE, “se incautaron celulares, dinero y vestimenta relacionada al hecho”.

La institución indicó que a estas personas se las investiga, principalmente, “por el robo del vehículo que se utilizó en el crimen”, que fue encontrado horas después del asesinato en el sur de Guayaquil.

Más temprano, el ministro de Gobierno de Ecuador, Patricio Pazmiño, había informado de estas detenciones. Entonces, señaló que eran dos personas.

Aunque no se brindó más detalles de los sospechosos, la Policía Nacional publicó un sus redes sociales unas fotografías, censuradas, de los primeros dos detenidos, que evidencian que se trata de un hombre y una mujer.

Colombia: masacre deja a cientos de personas desplazadas

El comandante general de la Policía Nacional de Ecuador, Patricio Carrillo, también se pronunció sobre las aprehensiones, indicando que hay una relación de estos sujetos con “la autoría material del hecho”.

El asesinato

Ruales, de 36 años, fue asesinado el pasado miércoles 27 de enero, cuando se trasladaba en su vehículo por la avenida Guillermo Cubillo, en el norte de Guayaquil.

Un día después, Pazmiño informó que en el auto se encontraron tres impactos de bala. Asimismo, detalló que, según la autopsia, la muerte de Ruales se produjo por una hemorragia interna masiva, “provocada por el impacto de un proyectil que ingresó por el intercostal izquierdo y lesionó varios órganos”.

En junio de 2020, este reconocido ecuatoriano denunció haber recibido amenazas por informar de la corrupción en el país.