España recibirá esta tarde las primeras vacunas de AstraZeneca, que administrará a personas de entre 18 y 55 años, según decidió este viernes la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

El Ministerio de Sanidad ha anunciado este sábado la llegada por la tarde de las primeras dosis, que se esperaban para este fin de semana, y ofrecerá más detalles a lo largo de la jornada.

La de AstraZeneca es la tercera vacuna contra el coronavirus que se administrará en España, tras las de Pfizer y Moderna, y a diferencia de éstas, de ARN mensajero, no se inyectará a mayores de 55 años porque su eficacia no ha sido suficientemente comprobada en los mayores.

En febrero España recibirá un total de 1.810.575 dosis de la vacuna de AstraZeneca, tras la primera remesa de este sábado.

Las primeras inyecciones de AstraZeneca se reservan a los profesionales sanitarios y sociosanitarios en activo que no sean de primera línea que no se encuentren en los grupos 2 y 3 de la estrategia de vacunación.

El primero lo conforman los profesionales de primera línea de los dos ámbitos y, el segundo, otro personal sanitario y sociosanitario que, aun no siendo de primera línea, se prioriza por por su riesgo de exposición al virus (trabajadores de ámbito hospitalario y de atención primaria; personal de odontología, higiene dental y otro personal sanitario que atiende a pacientes sin mascarilla y durante un tiempo superior a 15 minutos).

Como las otras dos vacunas que se están administrando en España, la de AstraZeneca tiene dos dosis, que se inyectarán con un intervalo de 10 a 12 semanas.

España decidió ayer acotar de los 18 a los 55 años la administración de la tercera vacuna y se alineó así con otros países como Bélgica o Italia, que han establecido el mismo tramo de edad, el que cuenta con el dictamen favorable de Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés). Otros países como Alemania o Francia lo han elevado a 65.

El motivo es que en los ensayos de AstraZeneca empezaron con personas de entre 18 y 55 años, y meses después se incorporaron otras de entre 56 y 69, por lo que su eficacia no ha sido lo suficientemente comprobada en este grupo de población.

En España ya hay casi setecientas mil personas inmunizadas, tras haber sido vacunadas con las dos dosis de las vacunas contra la COVID-19, y se ha administrado el 89,6 % de las 2.218.755 dosis recibidas hasta la fecha.