Los inmunizantes serán producidos en la Fundación Fiocruz, vinculada al Ministerio de Salud del gigante sudamericano.

Un cargamento de insumos para producir 2,8 millones de dosis de la vacuna del laboratorio británico AstraZeneca llegó este sábado (06.02.2021) a Brasil, que lo esperaba para evitar un frenazo de la campaña de vacunación en momentos de recrudecimiento de la pandemia, informaron fuentes oficiales.

Colapsó el sistema sanitario de Brasil

El avión que transportó la materia prima salió el viernes de Shanghái y aterrizó la tarde de este sábado en el aeropuerto internacional de Galeão, en Rio de Janeiro, indicó el ministerio de Salud en un comunicado.

“El lote con cerca de 90 litros de IFA (Ingrediente Farmacéutico Activo, principal insumo del inmunizante) permitirá la producción de 2,8 millones de dosis de la vacuna en territorio nacional”, agregó por su parte la cancillería en un boletín.

Los inmunizantes serán producidos en la Fundación Fiocruz, vinculada al Ministerio de Salud, y distribuidos mediante el plan nacional de vacunación que comenzó hace tres semanas, con dosis importadas de las vacunas de AstraZeneca y de la china CoronaVac, producida por el laboratorio chino Sinovac junto al Instituto Butantan, del estado de Sao Paulo. Ambas requieren dos dosis por persona.

Fiocruz aguardaba el insumo para empezar la producción de las 100,4 millones de dosis que proyecta entregarle al gobierno a lo largo del primer semestre, 50 millones ya en abril.

Mil muertos diarios en Brasil en última semana
Según el acuerdo de transferencia tecnológica firmado con el laboratorio británico, a partir del segundo semestre Fiocruz podrá producir en Brasil la materia prima con la que prevé fabricar otros 110 millones de dosis al cabo de 2021.

El cargamento se suma al aterrizaje el miércoles de insumos chinos para producir 8,6 millones de dosis de CoronaVac. Butantan prevé entregar al gobierno 46 millones de dosis para fines de abril y otros 54 millones para fines de agosto.

Brasil construirá la fábrica de vacunas más grande de América Latina

El retraso en la llegada de la materia prima desde China, necesaria para la CoronaVac y para la AstraZeneca, había provocado preocupación por una posible parada de la vacunación en plena segunda ola, que ha dejado un promedio de mil muertos diarios la última semana.