Los hechos ocurrieron el pasado sábado 6 de febrero, cuando un hombre habría asesinado a su propia hija de cuatro años de edad después de una discusión con su expareja, quien le reclamaba devolverla luego de dejarla a su cuidado por unas horas.

El hombre, quien asegura padecer problemas mentales, se encerró con la menor desde el viernes 5 de febrero, hasta cuando agentes de la Policía Metropolitana de Cali ingresaron al lugar y encontraron a la menor en estado catatónico.

La prioridad de las fuerzas del orden fue enviar a la menor al hospital Carlos Holmes, pero los facultativos que recibieron a la menor afirmaron que ésta llegó sin signos vitales. Este caso, uno más de violencia contra la mujer y los menores en Cali, causó conmoción en una ciudad que ha solicitado a las víctimas de este tipo de actos denunciar los casos en la ruta de activación organizada por la gobernación departamental.

Confirman como femicidio un caso que casi cierran como muerte por intoxicación

Pese a que la identidad del agresor no ha sido revelada, éste afronta imputación de cargos por el delito de feminicidio ante un Juez de la República.

La reconstrucción de los últimos momentos de la menor coinciden en que su muerte fue propiciada por una asfixia mecánica, luego de una discusión entre los adultos.

Mientras se completa el mapa del hecho, al caso se sumó el grupo especial de infancia y adolescencia a la Policía de Investigación Criminal y la Sijin de Cali, coordinados por el coronel Guillem Amaya, subcomandante de la Policía Metropolitana.

De acuerdo con Semana, el trabajo de recolección de evidencia en el lugar de los hechos permitirán fortalecer las hipótesis planteadas con respecto a los motivos del imputado y determinar los argumentos que se expondrán ante el juez.

Por la crítica situación de violencia contra las mujeres en Cali y el Valle del Cauca, el uniformado aseguró que éste es un caso prioritario para establecer “qué produjo el deceso. Necesitamos las pruebas de Medicina Legal para establecer de manera técnica qué pudo haber pasado”.

Amaya indicó que el hombre fue conducido inicialmente a Medicina Legal para determinar “su condición física y luego de eso fue presentado ante la Fiscalía General de la Nación para verificar su participación en este hecho”.

Como parte de los pronunciamientos oficiales luego del crimen de la menor, el secretario de Seguridad de Cali, Carlos Alberto Rojas, declaró que la administración municipal estará atenta para apoyar a la familia afectada para que se lleve a cabo el sepelio de la menor.

La historia detrás del cruel femicidio de una jubilada a manos de su hermano

“Una vez la Policía constató lo que había sucedido, inmediatamente el hombre fue retenido y en este momento se encuentra en proceso de judicialización. Vamos a hacerle seguimiento a ese tema”, afirmó el funcionario.

Imagen de referencia de manifestantes en contra el feminicidio en Colombia.

El panorama del feminicidio en 2021

La violencia feminicida, de acuerdo con la directora de la Fundación Feminicidios Colombia, Yamile Roncancio, “ocurre, en especial en los entornos familiares, hogares y viviendas: los lugares más inseguros para las mujeres son sus casas”. Así se lo dijo a El Espectador en una entrevista el 13 de enero.

La afirmación de Roncancio es preocupante, si se tiene en cuenta que desde el 2020, el país ha experimentado aislamientos de carácter nacional y local para contener la propagación del covid-19, por lo que las mujeres han estado más expuestas a la violencia dentro de sus casas.

Incluso, podría explicar que durante las dos primeras semanas del años ya se registren 16 feminicidio para un promedio de 1,1 asesinatos a mujeres diarios.