El economista Mario Draghi, encargado de formar un nuevo Gobierno en Italia, iniciará hoy la segunda ronda de consultas con partidos políticos para terminar de diseñar el Gabinete que lo acompañará en el Ejecutivo de “unidad” que espera iniciar esta semana, tras los apoyos que recibió de casi todas las fuerzas durante la primera serie de reuniones a inicios de febrero.

Draghi, de 73 años y expresidente de los bancos centrales de Italia y Europa, comenzará esta tarde una ronda de dos días de reuniones con las fuerzas políticas con representación parlamentaria para avanzar en la conformación del Ejecutivo que le encargó el presidente Sergio Mattarella.

Según el cronograma publicado por la Cámara de Diputados, Draghi se reunirá hoy de 15 a 18 locales (cuatro horas menos en Argentina) con los partidos más pequeños del Parlamento y mañana recibirá de 11 a 17.45 a las delegaciones de las fuerzas con mayor representación.

El presidente italiano convocó a Mario Draghi para formar un gobierno técnico

Durante la primera ronda de consultas, la semana pasada, Draghi recibió el apoyo de los cuatro partidos principales de centroizquierda, el Movimiento Cinco Estrellas, el Partido Democrático, Italia Viva y Libres e Iguales, y de dos de las tres fuerzas centrales de la centroderecha, Fuerza Italia y la Liga.

Esta semana, el economista buscará definir los lugares de su futuro Gabinete, en el que según la prensa italiana podrá haber lugares para “técnicos” junto a ministros políticos de las fuerzas que lo sostengan en el Parlamento.

Draghi suma nuevos apoyos, pero los partidos clave mantienen la reserva

Tras las consultas de hoy y mañana, y descontada ya la mayoría que lo ratifique en el Parlamento, Draghi volverá a runirse con Mattarella para terminar de aceptar formalmente el encargo de formar un nuevo Ejecutivo y deberá presentar la lista de ministros antes de pedir el “voto de confianza” en Diputados y en el Senado.

Durante el fin de semana, y en línea con el Ejecutivo de “unidad” que prometió a inicios de febrero, Draghi logró destrabar el veto que algunas fuerzas de centroizquierda habían planteado a un posible ingreso en el Gobierno de la Liga de Matteo Salvini, conocida por sus posiciones anti-europeístas.

Entre los principales desafíos que tendrá el próximo Gobierno italiano aparece el diseño de un plan para la gestión de los 209.000 millones de euros que el país recibirá de Europa para hacer frente a la recuperación económica tras la pandemia, en un marco en el que el Producto Bruto Interno (PBI) del país cayó 8.8% durante 2020.

Una vez confirmado en el Gobierno, Dragi deberá además continuar la campaña de vacunación que el país inició el 27 de diciembre y que logró suministrar las dos dosis del fármaco de Pfizer a 1.130.345 personas, pese a las repetidas demoras de la firma estadounidense en la entrega de suministros.

El economista, nombrado en julio pasado miembro de la Academia Pontificia de Ciencias del Vaticano por el papa Francisco, tendrá además a cargo los detalles finales de la organización de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G20 que Italia hospedará el 30 y 31 de octubre.