El candidato de Rafael Correa a la presidencia ecuatoriana se ubica primero en los resultados preliminares del Consejo Nacional electoral, con el 31,5%.

El izquierdista Andrés Arauz, delfín del exmandatario socialista Rafael Correa (2007-2017), se adjudicó un “triunfo contundente” en los comicios generales del domingo en Ecuador, en los que se ubicó primero para disputar el balotaje según encuestas a boca de urna. “Triunfo contundente en todas las regiones de nuestro bello país. Nuestra victoria es de 2 a 1 frente al banquero (Guillermo Lasso, derecha)”, expresó el candidato a través de su cuenta de Twitter.

“Felicitaciones al pueblo ecuatoriano por esta fiesta democrática. Esperaremos los resultados oficiales para salir a festejar”, agregó el economista de 36 años.

El dirigente correísta encabeza con un 32,76 % el recuento de votos en Ecuador, con un 11,73 % de las actas escrutadas, que reflejan una dura puja entre el candidato de centro Guillermo Lasso y el indígena medioambientalista Yaku Pérez por el segundo lugar. Arauz va ganando las elecciones generales celebradas este domingo con un porcentaje ligeramente por debajo de los sondeos a pie de urna, publicados por dos encuestadoras al cierre de los colegios a las 17.00 hora local (22.00 GMT). La segunda posición se la disputan Lasso y Pérez, que caminan de la mano en el recuento con 19,46 % y 19,15 % respectivamente. Más atrás, en cuarta posición, el también izquierdista Xavier Hervás que ha arrebatado una buena parte de los votos de los jóvenes de ese sector ideológico y acumula un 15,63 % de los votos.

“Nosotros tenemos que ser absolutamente respetuosos del proceso democrático ye esperar a los resultados oficiales del CNE. No es prudente salir al paso con resultados de una encuesta. El margen será mucho más amplio en los resultados oficiales”, aseguró Arauz.

Su primera comparecencia tuvo lugar en un hotel de Quito donde está instalado el centro de control y recuento propio de su movimiento, arropado por otros dirigentes que al igual que él creen posible que “el margen” comunicado por parte de estas encuestadores “será mucho más amplio cuando tengamos los resultados oficiales”. De hecho, habló de que en las encuestas hay un fenómeno “que no se nota”: el voto oculto, “en medio de una estigmatización”.

Desde México, Rafael Correra calificó los datos preliminares de “victoria abrumadora”. No obstante instó también al conteo oficial para ver si es posible ganar en una sola vuelta. ”Ojalá se pueda vencer en una sola vuelta, por el bien del país. ¡Hasta la historia siempre!”, afirmó el ex mandatario inhabilitado pro la Justicia de su país por las numerosos causas judiciales en su contra.

Arauz nació en Quito, tiene 35 años y está casado con Mariana Véliz, con quien tiene un hijo. Se autodefine como patriota, demócrata y progresista. Fiel al credo correísta, tilda de traidor a Moreno. Habla inglés, francés y ruso; toca piano y acordeón.

Su compañero en la carrera por la presidencia era el propio Correa, pero el ex mandatario quedó inhabilitado para aspirar a la vicepresidencia por sus casos pendientes con la justicia, que lo condenó a ocho años de cárcel por corrupción.

Finalmente, el periodista Carlos Rabascall sustituyó a Correa como compañero su fórmula por la coalición Unión por la Esperanza (Unes).

Arauz se comprometió a allanar el camino para el regreso de Correa, quien se considera un “perseguido político”. El exgobernante está en Bélgica desde 2017 y estando allá ha logrado evitar a la justicia ecuatoriana que, según él, fue manipulada por Moreno. Si el economista gana las elecciones, espera que, bajo su mandato, los jueces revisen los casos abiertos contra Correa, aunque podría igualmente expedirle un indulto.