Otro inmueble fue visitado por los delicuentes. El hecho tuvo lugar en Chañares 5900. Sospechan que los malvivieron entraron varias veces al lugar.

La delincuencia en la zona de la costa sigue fuera de control. El último de los hechos tuvo lugar este fin de semana en Colastiné Norte donde los “amigo de lo ajeno” vaciaron una propiedad.

Francisco, el damnificado, se enteró de lo ocurrido durante la madrugada del sábado cuando un vecino, a través de su teléfono celular, le comentó que estaba viendo como un desconocido salía con varias cajas de la propiedad.

En esos momentos Francisco no se encontraba en el lugar, ya que por problemas de salud, había decidido pernoctar en casa de su hija, que vive en nuestra ciudad.

En Colastiné norte desvalijaron una casa

“De inmediato me comuniqué con un amigo que me llevó hasta mi casa. Y cuando llegué me quise morir… me encontré con todo el desastre”, dijo el damnificado.

“A esa casa yo la estoy construyendo hace tiempo con mucho esfuerzo. Y bueno, ahora se llevaron todo lo que tenía como para terminarla”.

“Me robaron las cajas de cerámica que tenía para colocar en los pisos; dos rollos de cables; dos aire acondicionado que estaban en su cajas; toda la vajilla, platos, vasos, cubiertos, ollas, sartenes, una garrafa, una caja nueva de pesca, los reeles, las cañas, en fin… todo”, precisó con amargura.

“Creo que a esto no lo hicieron en un solo acto, sino que entraron varias veces. Incluso tenían pensado llevarse la heladera, porque ya la habían vaciado y la corrieron de lugar. Se ve que a último momento desistieron de eso”, comentó.

Para rematar su faena los autores del robo dejaron en claro su malignidad, por cuanto defecaron en el lugar.

Preocupante ola delictiva en la zona de la costa santafesina

Además de las pérdidas materiales, el hecho significa un duro golpe a la economía familiar. “En todas las cosas que se llevaron había mucho de nuestros ahorros, del esfuerzo de toda una familia. La verdad que duele mucho perder todo a manos de estos rufianes”, narró.

Por último Francisco indicó que “no tengo mayores quejas contra la policía. Sé que hace unas horas hicieron algunos allanamientos en busca de mis cosas, aunque sin resultados. Está todo muy difícil, es muy duro vivir así”, culminó.