En Canberra, Australia, un koala fue rescatado luego de causar un choque entre cinco autos al tratar de cruzar una autopista de seis carriles. La policía comentó que este accidente causó algunas lesiones, pero todos los involucrados se encuentran bien y no requirieron atención médica en el momento.

De acuerdo a la conductora que salvó al animal, salió del vehículo para investigar qué había provocado el accidente. Nadia Tugwell, con ayuda de otro involucrado en el accidente, tomaron una cobija de la cajuela y capturaron al marsupial que no podía cruzar la autopista por una barrera de concreto.

“El koala no fue lastimado en ningún momento y se mostró muy activo,” comentó Tugwell a la prensa local. Ella se comprometió a llevar al bosque a este animal, por lo que lo metió en su cajuela y bajó los asientos posteriores para poder mirarlo durante el trayecto.

 

“Está bien, tú manejas y yo me voy atrás,” le comentó Tugwell al koala de forma sarcástica cuando encontró al animal en su lugar. De acuerdo con ella, ya tenía experiencias pasadas con koalas, por lo que supo como calmarlo y regresarlo a la parte posterior del auto.

“El secreto es cubrirle los ojos con una manta,” finalizó Nadia Tugwell, quien vive cerca de un bosque de eucaliptos y constantemente se encuentra con este tipo de animales en su casa.

“Si no te metes con ellos, ellos no se meten contigo. Su apariencia es linda, pero debes de tener cuidado,” agregó la involucrada a la prensa.

Finalmente, el koala fue liberado en el bosque de eucaliptos cercano a la casa de Tugwell y todo quedó en una curiosa historia que solamente podría haber pasado en Australia.

En camino al bosque, pasó a una gasolinera y, cuando regresó a su automóvil, encontró al pequeño koala tomado del volante.

koala_el_volante.jpg

“Está bien, tú manejas y yo me voy atrás,” le comentó Tugwell al koala de forma sarcástica cuando encontró al animal en su lugar. De acuerdo con ella, ya tenía experiencias pasadas con koalas, por lo que supo como calmarlo y regresarlo a la parte posterior del auto.

“El secreto es cubrirle los ojos con una manta,” finalizó Nadia Tugwell, quien vive cerca de un bosque de eucaliptos y constantemente se encuentra con este tipo de animales en su casa.

Australia: una perrita le salvó la vida a un koala que estuvo a punto de morir

“Si no te metes con ellos, ellos no se meten contigo. Su apariencia es linda, pero debes de tener cuidado,” agregó la involucrada a la prensa.

Finalmente, el koala fue liberado en el bosque de eucaliptos cercano a la casa de Tugwell y todo quedó en una curiosa historia que solamente podría haber pasado en Australia.