Es Tuti Jáuregui, de 21 años. El joven grabó un conmovedor video, al igual que una amiga, agradeciendo la solidaridad y fomentando la donación de órganos.

“¿Sabías que cada 9 minutos se agrega una persona a la lista de trasplante de órganos? ¿Qué actualmente (en Argentina) hay 9 mil personas en lista de espera? ¿Qué un donante puede salvar 8 vidas? Dentro de esas 9 mil persona se encuentra Tuti, que está esperando un trasplante de corazón. Gente, los órganos no se van al cielo, se pudren en un cajón. Tomá conciencia y doná los órganos”. Así se expresaba en un video que circuló en las redes sociales en los últimos días, una vecina y amiga de Tuti, un joven de 21 años, de la localidad santafesina de Carreras, internado en el Hospital Italiano de Buenos Aires. Ese órgano finalmente llegó y en este momento está siendo trasplantado, según informó la organización Rosario Solidaria que difundió el caso en las últimas semanas con el objetivo de fomentar la donación.

El estado de salud de Branco “Tuti” Járuegui se deterioró luego de que tuvo Covid. En principio no tenía antecedentes de problemas de salud, pero al tiempo del contagio comenzó a tener síntomas cardíacos. Es probable, estiman los médicos, que tuviera una patología cardíaca no detectada que se agravó con el coronavirus.

Se realizó una importante donación multiorgánica en Venado Tuerto

El pueblo de Carreras se puso al hombro el caso de Tuti. Todos se movilizaron, de distintas maneras, para sensibilizar a la gente en torno a la donación, pedir “fuerzas” para Tuti y colaborar económicamente para poder sostener la estadía en Buenos Aires. El joven agradeció de inmediato las muestras de afecto que lo sostuvieron en todo este tiempo, según el mismo lo contó.

En la Argentina, de acuerdo a la denominada Ley Justina (27.447) toda persona mayor de 18 años es donante de órganos o tejidos salvo que haya dejado constancia expresa de lo contrario, sin embargo, sigue siendo crucial que cada uno exprese en vida la voluntad de donar, que lo hable con sus familiares, para que no se presente ningún tipo de situación adversa en el caso de que finalmente una persona esté en condiciones de donar.

Respecto a la prioridad en los operativos, es el Incucai el que determina el orden de la lista y las urgencias. Cuenta con un equipo de profesionales que a su vez trabajan conectados con los especialistas de los centros de donación y se trabaja con un sistema preciso y transparente de información (Sintra, que puede ser consultado en forma constante por los pacientes en espera) y que sigue estrictos protocolos.

De un momento a otro

Tuti Járuegui es estudiante de Educación Física, hace tres meses, según contó su papá, empezó a toser en forma constante y hasta escupió sangre. Pero como en general se sentía bien continuó con sus actividades. La situación empeoró y los médicos que lo atendieron detectaron problemas pulmonares. Así llegó desde Carreras al Hospital Centenario de Rosario donde le diagnosticaron una miocarditis aguda (“nos dijeron que tiene el corazón de un anciano”, contaron sus familiares). Fue trasladado luego al Italiano de Buenos Aires. El trasplante, que se está realizando en la mañana del miércoles, fue la única alternativa para salvarle la vida.

La Argentina no está lejos de lograr un corazón artificial

Terminó la espera

Cuando hace algunas horas le comunicaron al paciente que estaba en lista de espera del Incucai que había aparecido un corazón que podía ser compatible y que ya preparaban el operativo, fue el propio Tuti el que escribió por whatsapp a sus amigos contando la novedad y asegurando que “vuelve pronto”.

Días antes, desde el Hospital Italiano grabó un video en el que expresa: “Quiero agradecer por todo lo que están haciendo…a mi familia y no nos alcanzará la vida para agradecer lo que están haciendo, cada persona que está ayudando. Estoy bien, tranquilo, y esto es gracias a ustedes por el apoyo, el cariño y la fuerza que me brindan cada día. No voy a bajar los brazos pero estoy confiando en que voy a llegar”.