9.4 C
Santa Fe
martes 3 de agosto de 2021

Nacieron dos crías de yaguareté en El Impenetrable chaqueño. Video

Te puede interesar

Son hijos de Qaramta y Tania, una pareja de esta especie, en peligro de extinción, que pudo aparearse con éxito y dar paso a una nueva generación de felinos.

Marisi López, coordinadora del Proyecto Iberá de Rewilding Argentina, señaló a Cadena 3 que se trata de “una gran noticia, muy esperada” que formó parte de un proyecto inédito en el mundo, donde lograron cruzar a un macho yaguareté silvestre con una hembra que pasó toda su vida en cautiverio.

“No es fácil porque tienen mundos distintos, la hembra nació y estuvo toda su vida en cautiverio y el macho fue siempre silvestre, además es muy grande -pesa alrededor de 113 kilos cuando lo normal promedia los 90 kilos- mientras que la hembra es de la mitad de su tamaño con unos 60 kilos”, detalló.

Leonardo DiCaprio elogió al gobierno argentino

“No sabíamos cómo iban a reaccionar juntos y fue un proceso largo”, manifestó.

Uno de un lado de la jaula y el otro de afuera, se fueron conociendo. Ella mostraba el celo y él, el interés, hasta que un día ella tenía un celo fuerte y dejamos entrar al macho al jaulón para que estén juntos
Por qué la importancia de este nacimiento

Marisi López, subrayó que este alumbramiento que ocurrió ahora en Chaco y hace poco también en Corrientes, es importante para “todo el país” porque “es una especie en peligro de extinción.

Inédito: liberaron a una familia de yaguaretés en Iberá. VIDEO

Quedan muy poco ejemplares

“Es importante que estén en nuestra tierra porque es el predador tope de la cadena alimentaria y es necesario para que se regule naturalmente el ecosistema y prevenir enfermedades y plagas, que también nos afectan a nosotros como seres humanos”, planteó.

“No sólo es el rol ecológico y la importancia de la conservación, sino un rol económico porque el hecho de que haya yaguaretés libres hace que mucha gente los quiera conocer para sacarse una foto y verlos y eso genera una rueda más importantes porque permite la llegada de turistas y que la gente local que está alrededor se prepare para recibirlos”, analizó.

Compromiso con el ambiente

No se sabe el sexo de los cachorros, que todavía tampoco tienen nombre, porque desde Proyecto Iberá buscan que estos animalitos sean silvestres.

“No tenemos ninguna intervención con ellos, ni contacto. Los vemos a través de cámaras y a medida que pase el tiempo veremos realmente si es macho o hembra”, concluyó.

[comentarios]

Últimas noticias