El hecho tuvo lugar en la localidad de Hurlingham, provincia de Buenos Aires, La víctima tenía 22 años y ambos eran padres de una criatura de 18 meses. la joven se presentó a la policía y confesó el crimen.

Una joven de 24 años está detenida y acusada de asesinar de una puñalada en el corazón a su pareja, un chico de 22, luego de una discusión que protagonizaron en la vía pública.

El crimen ocurrió este martes en medio de una pelea de pareja que se sucedió en varios momentos, hasta desembarcar en la trágica escena final: la mujer fue identificada como Nadia Navarro y al víctima como Alejo Oroño, ambos eran pareja y tenían un hijo de 18 meses, sin embargo estaban peleados.

Una chica de 20 años mató de una puñalada a su ex novio

Este martes Navarro y Oroño se encontraron en la esquina de Bustamante y Marqués de Avilés, en William Morris, Hurlingham. Ambos se dirigieron a la casa de otra persona, pero en el trayecto tuvieron un acalorado intercambio de palabras por lo que en un momento del recorrido el chico se volvió y la joven siguió viaje.

Cerca de la medianoche ambos se encontraron frente a un supermercado chino –que tiene cámaras de seguridad y registró toda la secuencia- y siguieron discutiendo, hasta que en un momento Navarro empujó hacia atrás a Oroño, extrajo un cuchillo tipo tramontina y se lo clavó en el pecho a la altura del corazón.

Mendoza: mato a su novio de un puntazo

Tras esto, Navarro primero lo siguió mientras el chico intentaba huir pero luego corrió hacia la esquina opuesta donde la esperaba una amiga. Dicha amiga al enterarse lo ocurrido corrió a socorrer a Alejo.

En dicha cuadra hay una remisería en la que se encontraba trabajando el tío de la víctima, que al escuchar los gritos salió a la calle y vio a su sobrino tendido en el piso. Rápidamente lo cargó a su auto y lo llevó al hospital, donde finalmente fallecería.

“Estaban en pareja, pero vivían separados. Los dos tenían problemas con las adicciones. Alejo muchas veces volvía golpeado y lastimado. No hacía denuncias porque decía que tenía vergüenza de contar lo que le pasaba en una comisaría. Una vez se animó a entrar, pero no se la quisieron tomar”, relató una prima de Oroño.

Según fuentes judiciales, Navarro fue indagada por el delito de “homicidio simple”, aunque se negó a declarar. Interviene la UFI 1 de Morón, a cargo del fiscal Bernardo Kiper. La familia Oroño y su defensa piden que se la acuse de “homicidio preterintencional”.