Mario Draghi asumió como nuevo primer ministro de Italia y presentó ante el presidente, Sergio Mattarella, una lista de ministros que combina técnicos y políticos con el fin de poner fin a la crisis que afecta al país.

La mezcla de perfiles, con ocho técnicos y siete políticos, busca contener la constelación de partidos que apoyó el nacimiento del nuevo gobierno.- Mario Draghi encabezará así el tercer Ejecutivo de la legislatura después de los dos que presidió su predecesor, Giuseppe Conte, arrastrando una crisis económica motorizada en un país que fue uno de los primeros golpeados por la pandemia del coronavirus.

Será, de nuevo, un presidente del Consejo de Ministros sin la legitimidad de las urnas (antes ya lo fueron Mario Monti, Enrico Letta, Matteo Renzi, Paolo Gentiloni y el propio Conte) Algunos cargos se repetirán, como el de Luciana Lamorgese en el Ministerio del Interior; el socialdemócrata y peso pesado del Partido Democrático (PD) Dario Franceschini, en Cultura; el grillino Luigi Di Maio en Exteriores, o Roberto Speranza al frente del Ministerio de Sanidad. En tanto, entre las novedades aparecen Marta Cartabia, expresidenta del Tribunal Constitucional, en la cartera de Justicia.

En Italia la economía cayó un 8,8% por la pandemia

En total, serán 15 hombres y 8 mujeres.

Una de las figuras con mayor relevancia, quizá el nombre más esperado, era el del técnico Daniele Franco, que ocupará el Ministerio de Economía y Finanzas. El flamante ministro Viene de ser director general del Banco de Italia, experto en finanzas públicas y hombre de absoluta confianza del futuro primer ministro, según informa el sitio del diario El País.

Franco será el encargado de distribuir juego en el reparto de los 209.000 millones en fondos europeos que llegarán a Italia (entre capital a fondo perdido y préstamos) para superar la crisis de la pandemia.

También se crearán ministerios como el de Innovación y Transición Digital, a cargo de Vittorio Colao, ex consejero de Vodafone.

El Partido Democrático ha logrado colocar a tres de sus hombres (ninguna mujer, por cierto). Además de Franceschini, ocuparán carteras el vicesecretario del partido, Andrea Orlando (Trabajo), y Lorenzo Guerini (Defensa). El mismo número de puestos tendrá el Movimiento 5 Estrellas (M5S), que teóricamente partía con ventaja, ya que ganó las últimas elecciónes. Una de las vías para contentar a los grillinos, fue la creación de un superministerio de Transición Ecológica, tal y como pidió su fundador, Beppe Grillo. Al frente no estará nadie de la formación antisistema, pero sí un perfil propuesto por ellos: el técnico Roberto Cingolani, físico y experto en informática.

En Italia la economía cayó un 8,8% por la pandemia

La derecha, representada por la Liga y Forza Italia en el Ejecutivo, también ha logrado su cuota de poder. El partido de Silvio Berlusconi pudo ubicar a Renato Brunetta al frente del Ministerio de Administraciones Públicas (ya ocupó ese cargo); a Mara Carfagna, en el de Sur y Cohesión Social, y a Mariastella Gelmini (Asuntos Generales y Autonomía), que ya fue ministra con Il Cavaliere. A la Liga se le entregará el Ministerio de Desarrollo Económico, que dirigirá el líder del ala más centrista del partido, Giancarlo Giorgetti, mientras se creará el Ministerio para la Discapacidad que pedía Matteo Salvini.