A partir del 7 de diciembre de 2021, cuando cumpla 18 años, la heredera al trono recibirá la cantidad aproximada de 1,6 millones de euros al año.

Amalia de Holanda no deja de acaparar titulares. Si a principios del verano europeo la primogénita de los reyes Guillermo y Máxima de Holanda se convertía en la protagonista, junto a sus dos hermanas, de un encuentro pautado con la prensa, ahora la princesa de Orange ha vuelto a ser el foco mediático por el sueldo público que comenzará a recibir dentro de un año, cuando cumpla la mayoría de edad. A partir del 7 de diciembre de 2021, cuando cumpla 18 años, la heredera al trono recibirá la cantidad aproximada de 1,6 millones de euros al año.

Del más de millón y medio de euros que la princesa Amalia va a recibir cada año, 296.000 euros se contabilizarán como ingresos y los 1,3 millones restantes se destinarán a gastos de personal y materiales. La cantidad total aumentará en 47.000 euros debido a un ajuste que se aplica en Holanda a los funcionarios, según destaca The Telegraph.

Máxima, de vacaciones en Grecia con su familia

Los acuerdos sobre la cuantía de la asignación y cualquier ajuste salarial quedaron establecidos en una ley que entró en vigor en 2009. El Rey, la Reina y la princesa Beatriz (como exmonarca) también reciben una partida que se desglosa igual que la de la princesa de Orange. El próximo año, Guillermo de Holanda recibirá más de seis millones de euros, de los cuales un millón estaría en la partida de salario. La reina Máxima recibirá otro millón y Beatriz de Holanda más de 1,6 millones, según el periódico neerlandés.

Imagen

Queda en el aire saber si como han ha hecho otra heredera -Elisabeth de Bélgica- la Princesa rechazará esta asignación de manera temporal para seguir formándose. Los Reyes siempre han expresado su deseo de que, al cumplir los 18 años, su hija mayor siga con sus estudios y no tenga una agenda institucional propia.

“Sabe que está en una situación privilegiada y es esencial que pueda desarrollar su propia personalidad como cualquier niño. Por eso no la educamos de forma distinta a sus hermanas, Alexia y Ariana”, explicó el rey.

Imagen

El ingreso de la hereda al trono será un poco menor que el de su madre, quien desde que asumió en abril de 2013 como reina percibe un salario de 327 mil euros mensuales y una partida adicional de 574 mil para gastos de oficina y personal a su cargo.

Además del sueldo, al cumplir la mayoría de edad, Amalia podrá abandonar el palacio familiar de 50 habitaciones ubicado a sólo 43 kilómetros de Amsterdam y elegir instalarse en alguno de las otras siete residencias reales (para conocerlas por dentro).

Máxima se viste de Nina Ricci para la gala navideña de la música

Hasta entonces, la princesita permanecerá junto a sus padres, quienes optaron por demorar su desembarco en la arena pública para que pueda disfrutar de una niñez y adolescencia de relativa normalidad.

“Decidí aplazar sus responsabilidades reales hasta después de los 18 años para protegerla y cuidarla. Darle tiempo para descubrir quién es. Si uno no se puede descubrir, entonces nunca podrá hacer un buen trabajo para servir”, destacó Guillermo.

Si bien la heredera al trono de Holanda vivirá una adolescencia con mayores libertades (aunque de más exposición debido al avance de la tecnología), todavía pesan sobre ella algunas restricciones reales. Un ejemplo es la “cláusula matrimonio”. Y es que, en concreto, la futura reina tiene prohibido pasar por el altar con Gabriel, el príncipe belga de su misma edad, cuya “familia real” mantiene excelentes vínculos con la de Máxima y Guillermo.

Imagen

Si bien Gabriel no heredará el trono -la primera en línea de sucesión es su hermana mayor, Isabel-, existe una ley decretada en 1830 en Bélgica que prohíbe los matrimonios entre la familia real y cualquier miembro de la Casa real de Orange-Nassau. Esto quiere decir que la prohibición también incluye a las hijas menores de Máxima, Alexia y Ariane.