El ataque ocurrido el lunes dejó un contratista civil muerto y al menos nueve heridos, entre ellos un soldado estadounidense, luego de que se lanzaran hasta catorce cohetes contra las tropas, tres de los cuales impactaron en el Aeropuerto Internacional de Erbil, donde tienen su base las fuerzas de la coalición anti terrorista.

Estados Unidos no descartó responder al ataque con misiles contra la coalición internacional liderada por las fuerzas norteamericanas, desplegadas en Erbil en el Kurdistán iraquí, una vez que determine quiénes fueron los responsables.

Corea del Norte sumó más unidades de misiles y de fuerzas especiales

“El presidente de Estados Unidos (Joe Biden) y la Administración se reservan el derecho a responder el momento y la forma que elijamos”, indicó la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en su rueda de prensa diaria.

Psaki precisó que, aparte del soldado estadounidense, el ataque también dejó heridos a varios contratistas estadounidenses, algo que no había confirmado hasta ahora la coalición internacional.

El régimen de Irán probó una nueva generación de misiles balísticos

La funcionaria subrayó que Estados Unidos no ha determinado por ahora la autoría del ataque, y que hasta que lo haga, no tomará posibles medidas para responder al mismo, aunque afirmó que tanto el Departamento de Estado como el Pentágono han ofrecido ayuda con la investigación a las autoridades iraquíes.