Un ex comisario, que mantuvo cautiva a su concubina mientras la amenazaba con un arma de fuego, quedó tras las rejas luego de que una hija de la pareja llamara a la policía para pedir ayuda, desesperada.

El grave caso de violencia de género ocurrió en la ciudad de Monte Quemando, cuando en horas de la madrugada del miércoles efectivo de la Comisaría 22 recibieron un llamado telefónico donde una adolescente -entre llanto- pedía ayuda porque su padre quería matar a su madre.

Andrea Taboada reveló que fue víctima de violencia de género

De inmediato los uniformados arribaron al lugar. Al llamar a la puerta, fueron atendidos por el exfuncionario de la policía provincial -de apellido Mazza- quien les manifestó que no sucedía nada y que solo tuvo un entredicho con su pareja, quien, según sus dichos, ‘exageró’ las cosas. Ante la manifestación del violento, los efectivos se comunicaron con el fiscal de turno. Así el Dr. Gabriel Gómez ordenó que la policía entre a la casa y saque a la mujer del lugar, la cual fue trasladada hasta la Comisaría.

Rosario: aprueban protocolo de actuación en violencia de género

Una vez que se sintió a salvo, la víctima contó que minutos antes el ex comisario la hizo ingresar por la fuerza en el auto de la familia -el cual estaba estacionado en el garaje de la casa- y la mantuvo encerrada por varias horas mientras le apuntaba con una escopeta, amenazándola de muerte.

Nuevamente los guardianes del orden llamaron al Dr. Gómez quien solicitó una orden de allanamiento para ingresar a la casa para apresar al ex policía y secuestrar el arma. Inmediatamente los uniformados regresaron a la casa de Mazza, lo esposaron y lo trasladaron a la comisaría. Además, secuestraron el arma de fuego. La víctima contó que, si bien esta vez no había sido agredida, en otras oportunidades su pareja le dio salvajes golpizas, pero ella por temor nunca se animó a denunciarlo.