Comenzarán a despegar aviones del aeropuerto metropolitano cerrado desde agosto por obras de modernización. Estarán disponibles los comercios, pero solo para quienes viajen.

Desde el 1 de agosto de 2020, el Aeroparque Jorge Newbery permanece cerrado por obras de modernización en la pista y en el sector de la terminal en el que operarán los vuelos regionales. Este 15 de marzo, el aeropuerto metropolitano volvería a abrir sus puertas y las aerolíneas ya empezaron a vender pasajes.

Aunque desde el Gobierno advirtieron a TN.com.ar que esta apertura se dará si Aeropuertos 2000 finaliza las obras, Aerolíneas Argentinas y la low cost Jetsmart ya comenzaron a comercializar los vuelos desde sus webs. Se estima que Flybondi hará lo mismo en las próximas horas.

Al igual que Ezeiza, Aeroparque funcionará bajo un estricto protocolo por el COVID-19: si bien abrirán todos los comercios dentro del aeropuerto, solo se permitirá la entrada a las personas que tengan pasaje para volar.

Extienden la concesión de aeropuertos Argentina 2000

Aerolíneas Argentinas no solo ofrece vuelos de cabotaje, sino también destinos internacionales: tiene programados a Lima, Río de Janeiro, San Pablo, Montevideo y Santa Cruz de la Sierra.

Por el momento, Jetsmart mantendrá solo vuelos dentro del país desde el aeropuerto metropolitano y sus aviones seguirán despegando desde Ezeiza con destino a Chile.

El Ministerio de Transporte de la Nación había anunciado en Twitter que Aeroparque estaba próximo a operar. Sin embargo, indicaron que la empresa concesionaria “se atrasó” en las obras, por lo que no quieren arriesgar una fecha precisa de apertura.

Qué obras se hicieron en Aeroparque

La pandemia, con mínimos vuelos nacionales e internacionales, presentó una oportunidad ideal para cerrar y realizar la primera obra de mejora integral en décadas. La última gran remodelación se había hecho en los años ’70, antes del Mundial de Fútbol disputado en la Argentina. Si bien hubo obras de modernización en distintas áreas, fueron parciales.

En noviembre, se demolió por completo la pista antigua y parte de los restos y escombros se usaron para el relleno de la nueva, un corredor de concreto que va en paralelo a las avenidas Cantilo y Costanera Norte. Con los cambios, sumó 590 metros (en total tiene 2700), 340 hacia el norte y 250 hacia el sur. También se ensanchó, ya que mide 60 metros, cuando antes llegaba a 40. Además, se agregarán 5 metros de hormigón y otros 7,5 de cada lado del concreto asfáltico.

Un empleado en Aeroparque dio positivo y aislaron a 100 personas

La obra también implicó la demolición de otros sectores que se encontraban obsoletos e incapaces de absorber la cantidad de pasajeros que todos los años usan la terminal aérea. Al finalizar las tareas, el aeropuerto contará con un nuevo hall de arribos y partidas para vuelos internacionales con mayor infraestructura. Además, al igual que la terminal de Ezeiza, el Aeroparque tendrá categoría 3, lo que le permitirá realizar despegues y aterrizajes en condiciones meteorológicas adversas.

Semejante refacción se llevó adelante con el objetivo de que todos los vuelos a países de la región vuelvan a operar desde este aeropuerto metropolitano. Por eso, ganarán espacio las salas de embarque, de controles de seguridad y migratorios, las zonas de despacho y retiro de valijas y el área del check in.

La financiación, que implicó $5000 millones, se realizó con fondos públicos de asignación específica del Fideicomiso para el Fortalecimiento del Sistema Nacional de Aeropuertos (FFSNA).