El nuevo premier, expresidente del Banco Central de Italia y del Banco Central Europeo, obtuvo el último miércoles el apoyo del Senado con 262 votos a favor y 40 en contra.

El flamante primer ministro italiano, Mario Draghi, buscará este jueves el aval de la Cámara de Diputados para terminar de ratificar su Gobierno, tras el apoyo que obtuvo ayer con una amplia mayoría en el Senado.

Draghi, economista de 73 años, se presentará ante los 630 diputados del país para pedirles el “voto de confianza” que termine de ratificar el Ejecutivo que inició el sábado en base a una amplia alianza que incluye a fuerzas de izquierda, centro y derecha.

Draghi, que ayer entregó el texto de su plan de Gobierno por escrito, tomará la palabra en horas de la tarde luego de una jornada de exposiciones de los distintos grupos parlamentarios sobre su posición frente al nuevo Gobierno, según el cronograma dispuesto por la Cámara.

Los antisistema del M5E a favor de un gobierno de unidad liderado por Draghi

El nuevo premier, expresidente del Banco Central de Italia y del Banco Central Europeo, obtuvo ayer el apoyo del Senado con 262 votos a favor y 40 en contra.

Como se esperaba, los apoyos a Draghi se dieron de forma unánime en las principales fuerzas de centroizquierda del país, el Partido Democrático, Libres e Iguales e Italia Viva, mientras que en el Movimiento Cinco Estrellas, el bloque mayoritario, 15 senadores votaron en contra del nuevo premier.

Draghi obtuvo también apoyos desde la centroderecha, con el voto a favor de las dos fuerzas que integran su Gabinete, Fuerza Italia de Silvio Berlusconi y Liga de Matteo Salvini, mientras que Hermanos de Italia de Giorgia Meloni se mantuvo firme en su postura de ser el único partido que votó en bloque contra el nuevo Gobierno.

Draghi espera la definición del Movimiento Cinco Estrellas

Para la votación de este jueves, prevista en torno a las 21 de Roma, se descuenta que Draghi tendrá la mayoría simple que necesita para obtener la ratificación parlamentaria y poder iniciar de forma plena el Gobierno, con 23 ministerios, con el que Italia deberá afrontar la pandemia de coronavirus.

En el texto que entregó por escrito a los diputados, Draghi planteó la necesidad de encarar una “reconstrucción” en el país tras la pandemia de coronavirus, remarcó su intención de encabezar un Ejecutivo “europeísta” y “ambientalista”, y destacó la necesidad de la “unidad” dentro del Gobierno para hacer frente a la “emergencia” que enfrenta Italia, con una economía que cayó 8.8% en 2020.