Desde hace algunas semanas, son varias las advertencias que circulan en Internet por el peligro de participar del “challenge”, el cual consiste en aplicarse el poderoso pegamento Gorilla Glue, famoso por su eficacia. Se trata de un producto industrial no apto para el cuerpo humano.

Y la polémica recrudeció luego que Avani Reyes, una maquilladora y usuaria de la red social china, participara en el famoso reto viral. Por el cual recibió rechazo por parte de sus seguidores, quienes la acusan de querer llamar la atención.

Una niña murió asfixiada tras atarse un cinturón al cuello por un reto de TikTok

“Chicos, mi pelo no se peina”, dijo en su vídeo de TikTok, publicado el pasado domingo. “Ya he intentado mojarlo”. Desde entonces, lleva publicados más de 10 vídeos actualizando su caso, muchos de los cuales acumulan más de un millón de visitas.

 

@avanireyes♬ original sound – Avani

Desde entonces sus reacciones son de sorpresa y de miedo, e incluso TikTok incorpó un cartel en el que avisa: “Esta acción podría causar lesiones graves”.

 

@avanireyes♬ original sound – Avani

Avani Reyes está llevando a cabo las recomendaciones que le dieron en urgencias, pero parece que no surten efecto y avisó de que iba a abrir una página en GoFundMe -igual que hizo otra tiktoker- para recaudar dinero para poder someterse a una cirugía y solucionarlo.

“No te pongas pegamento Gorilla en el pelo”, avisó en un vídeo. “Por favor, ayuda. No sé qué hacer”. Sin embargo, tras todos los vídeos que subió, las visitas que consiguió y la idea de abrir una página de donaciones, no son pocos los comentarios que recibió de usuarios que no empatizan con ella, sino que la critican porque piensan que lo hizo para ganar fama y seguidores.

Cómo es el entrenamiento “12-3-30” que es furor en Tik Tok

Todo sucedió luego que Tessica Brown, una mujer de Luisiana (Estados Unidos), que se hizo viral por la mala decisión de echarse pegamento en el pelo. Esta mujer de 40 años mostró lo sucedido en TikTok tras más de un mes intentando retirarse el superglue en spray que se echó de la marca Gorilla, marca que ya declaró que su producto no era para el cabello y se alegró de ver que finalmente pudiera solucionar su problema. Y es que, la afectada por esta imprudencia tuvo que someterse a una cirugía para poder recuperar su pelo.

La operación tenía un costo de 12.500 dólares pero que un médico de Los Ángeles decidió hacerla gratis tras conocer su caso.