Un ladrón abordó a la empleada en la zona de Saavedra al 1900, le sacó el celular y la manoseó. No es el primer hecho de inseguridad que viven los trabajadores del hospital a la hora de ingresar al efector de salud.

Un violento asalto sufrió una trabajadora del Hospital Cullen cuando se dirigía al efector de salud. El hecho ocurrió ayer por la mañana en la zona de Saavedra al 1900 y la víctima fue Andrea, trabajadora del área de Administración del Cullen.

Otra noche violenta en la ciudad terminó con dos baleados y una apuñalada

Andrea relató que iba caminando cuando lo intercepta el ladrón, a cara descubierta, y comienza a amenazarla. Ella le estaba por entregar la cartera, cuando el delincuente le pega el “tirón” y le saca una campera y la cartera.

Pero no todo quedó allí. Al darse cuenta que en la cartera no había objetos de valor económico, el ladrón volvió, le pidió el celular y la empezó a manosear y a decirle cosas obscenas. “Por suerte venía una camioneta por calle Saavedra y el ladrón se fue. La camioneta paró y me asistieron. Me llevaron hasta el hospital. Esa camioneta fue una bendición” declaró Andrea.

La policía desbarató un multitudinario evento nocturno

Por último, la trabajadora dijo que ella no es la primera víctima de hechos de inseguridad en la zona del Hospital, sobre todo en el horario de ingreso del personal. Y que varias de las calles cercanas al efector de salud están con poca iluminación.

“No se si es la calle, la falta de luz, la falta de seguridad, pero pasa” concluyó Andrea.