El primer ataque ocurrió en diciembre y el segundo este fin de semana, mientras el negocio se encuentra cerrado por reformas.

Un local gastronómico ubicado en Pellegrini y Liniers fue baleado por segunda vez en los últimos tres meses. El último ataque fue denunciado este sábado, mientras el comercio estaba cerrado por reformas.

La denuncia fue hecha por el dueño del negocio, un hombre de 35, que señaló que el comercio está cerrado por refacciones hace aproximadamente diez días.

El policía que mató a un “motochorro” en Rosario será condecorado

Ocho balazos contra una camioneta: “No sabemos de dónde viene, ni por qué”
Según el comerciante, el pintor que hacía tareas encontró una vaina servida en el interior del local y posteriormente le envió una foto de un orificio de bala sobre un chapón que da a calle Liniers.

El dueño del lavadero acribillado en Rosario había integrado una banda narco

El comerciante señaló que en diciembre pasado también balearon el lugar, y que en ninguno de los dos ataques los agresores dejaron notas.