Red Bull, escudería subcampeona en la pasada temporada en la Copa de Constructores de la Fórmula 1, presentó hoy en sociedad su nueva RB16-B con la que intentará darle batalla a Mercedes.

Las máquinas que conducirán este año el holandés Max Verstappen y el mexicano Sergio “Checo” Pérez, que llega de Racing Point, es la evolución de su predecesora y promete pelear nuevamente arriba en el campeonato, informó la agencia ANSA.

El equipo anglo-austríaco es el cuarto de la máxima categoría que dio a conocer su nuevo modelo luego de que lo hicieran McLaren, AlphaTauri y Alfa Romeo.

Su estreno será en los primeros ensayos en Bahréin, pero la escudería de Christian Horner apuesta a ganador con un auto que no difiere demasiado del viejo modelo, pero aspira a mejorarlo.

Antes de la hegemonía de Mercedes, que se quedó con los últimos seis campeonatos, Red Bull ganó la Copa de Constructores durante cuatro años seguidos, de 2010 a 2013, en los que se consagró también su piloto alemán Sebastian Vettel.