Con estos datos, el total de infectados es de 2.077.225 y el número de víctimas fatales ascendió a 51.510.

El Ministerio de Salud de la Nación informó que, en las últimas 24 horas, se registraron 7.477 nuevos contagios de coronavirus y 155 muertes. Con estos datos, el total de infectados es de 2.077.225 y el número de víctimas fatales ascendió a 51.510.

Desde que comenzó la pandemia se realizaron 7.174.337 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 159.429 muestras por millón de habitantes. Actualmente, el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva a nivel nacional es del 54,2%, mientras que en el Área Metropolitana de Buenos Aires se mantiene en torno al 60%.

Este mediodía, un avión de Aerolíneas Argentinas partió rumbo a Beijing, China (con escala previa en Madrid), para buscar un cargamento de vacunas del laboratorio Sinopharm. Si bien desde el Gobierno aseguran que llegarán 1 millón de dosis, es muy probable que por la capacidad de la aeronave llegue un 10% menos, es decir 900.000.

El regreso del vuelo AR1050, de un Airbus 330-220, está previsto para el jueves 25 e inmediatamente el embarque se destinará a la intensificación del plan de vacunación oficial. Esta semana también se espera la llegada de otras 300 mil dosis de la vacuna rusa Sputnik V, aunque todavía no se sabe cuándo saldrá otro avión hacia Moscú.

Tras una larga negociación con el Gobierno de Xi Jinping, Argentina acordó la provisión de más de 20 millones de vacunas de procedencia china. La flamante ministra Carla Vizzotti aprobó estas vacunas el domingo pasado luego del escándalo desatado por el “Vacunatorio VIP” que funcionó en el Hospital Posadas de Haedo y en el Ministerio de Salud, que le costó el despido a Ginés González García.

En relación a esto último, el presidente Alberto Fernández defendió que diputados, senadores y miembros de la administración pública hayan sido vacunados. Apuntó además contra la Justicia y aseguró que no existe un tipo penal para sancionar el esquema de inmunización secreto.

“Cuando tomé nota de lo que había pasado, reaccioné y perdí a un ministro en cuyo ministerio pasaron estas cosas, bajo su dependencia. He leído que han hecho una denuncia. El hecho ya es lo suficientemente grave como para que un ministro de la talla de Ginés haya tenido que renunciar. Les pido a los fiscales y a los jueces que terminen con las payasadas”, dijo Fernández en una conferencia de prensa que brindó durante su viaje por México.

De acuerdo a la visión del jefe de Estado argentino, desde lo penal no hay una figura para atribuirle un delito a una persona que se adelantó a otra en la fila de espera. “No existe ese delito y no se puede construir”, subrayó.

También se refirió a la polémica el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, quien admitió que pudo haber engaños en las declaraciones juradas presentadas por las personas que accedieron a vacunas en una etapa en la que no les correspondía. No obstante, minimizó los episodios y valoró la campaña masiva que avanza en la provincia más grande del país. “La verdad es que no tenemos en cada uno de los vacunatorios un sistema de control para ver eso”, reconoció.

El mandatario provincial indicó que agregarán “más controles” y que vacunarán “a todo el sistema de salud”. “Alguno pudo haber mentido y se pudo haber acomodado. Está mal, es reprochable y hay que condenarlo”, consideró.

Y agregó: “Yo tengo la tranquilidad de que en la provincia de Buenos Aires vacunamos 360 mil personas en tiempo récord, algo que nunca se hizo. Reprocho, me enojo con los que mienten, con los que sacan ventajas, pero mi objetivo principal es vacunar rápidamente a la población de riesgo, a la población esencial”.