El ente regulador de medicamentos de China anunció hoy que aprobó otras dos vacunas contra el nuevo coronavirus fabricadas por compañías de ese país.

Las vacunas desarrolladas por CanSino Biologics y una unidad de Sinopharm recibieron una autorización condicional luego de que se comprobara que protegían contra el Covid-19, indicó la Administración Nacional de Productos Médicos.

Las autorizaciones condicionales contribuyen a acelerar la puesta en el mercado de los medicamentos cuando los ensayos clínicos apuntan a que serán eficaces pese a no haber superado todas las fases.

El Instituto de Wuhan de Productos Biológicos, una filial de Sinopharm, asegura que su vacuna tiene una eficacia del 72,51%, mientras que la eficacia del inmunizante de CanSino es de 65,28% tras 28 días.

Así, China ha aprobado cuatro vacunas producidas en ese país, tras la autorización de la vacuna CoronaVac de Sinovac este mes y otra de Sinopharm en diciembre.

Aún así, la eficacia de las vacunas de China es inferior a la de otros inmunizantes producidos por Pfizer/BioNTech y Moderna, que presentan una eficacia del 95% y del 94%, respectivamente.

China también ha distribuido vacunas gratis a 53 países y está exportando sus inmunizantes a más de 20 países.