La obra recorrerá varias ciudades como parte de los preparativos para su venta en una subasta de Sotheby’s.

Una pintura de una escena callejera de París de Vincent Van Gogh se mostrará al público por primera vez, después de pasar más de un siglo a puerta cerrada en la colección privada de una familia francesa.

La obra, pintada por Van Gogh en 1887 mientras se alojaba con su hermano Theo en la capital francesa, será exhibida por la casa de subastas Sotheby’s en Ámsterdam, Hong Kong y París, antes de ser subastada el próximo mes.

Foto: AP

La casa de subastas puso un valor estimado a la obra de arte de entre 5 millones de euros (6,08 millones de dólares) y 8 millones de euros.

Un artista convierte un campo de puerros en una luminosa obra de arte

Titulado “Una escena callejera en Montmartre”, la pintura muestra a un hombre y una mujer, paseando del brazo junto a una valla destartalada con un molino de viento al fondo.

La pintura es parte de una serie que Van Gogh produjo de escenas en Montmartre, un distrito montañoso de París ahora dominado por la iglesia Sacre Coeur.

Cuando el artista estuvo allí, la iglesia estaba en construcción y el área era un mosaico de campos, casas y molinos de viento en las afueras de la ciudad que comenzaba a atraer a un artista bohemio con sus rentas baratas.

La casa de subastas dijo que la pintura se había visto en catálogos, pero que nunca había estado en exhibición pública. No identificó al propietario actual.

El arte clásico se verá interpelado por una mirada satírica