Se trabajó sobre las locaciones dentro del territorio esperancino que se requieren para instalar la Estación Reguladora de Presión y la Estación de Separación y Medición.

El vicepresidente de Enerfe, Juan Cesoni, mantuvo un encuentro con la intendenta de Esperanza, Ana Meiners, en el marco del plan de desarrollo estratégico del proyecto del Gasoducto Metropolitano.

En la reunión se dialogó acerca de las locaciones dentro del territorio esperancino que se requieren para instalar la Estación Reguladora de Presión, la Estación de Separación y Medición y “hot tapping” (pinchadura) al gasoducto del GNEA que sería el abastecedor directo del caudal de gas para la región.

Santa Fe y Nación avanzan en un plan de obras para los Bajos Submeridionales

“Se trata de una obra que beneficiaría a unos 100 mil santafesinos y notamos que la intendenta mostró un particular interés acerca del proyecto del Gasoducto Metropolitano”, indicó Cesoni. Y continuó: “El Gasoducto tiene la posibilidad de abastecer a las zonas de Esperanza que aún no cuentan con el servicio y al polo productivo de la ciudad, columna vertebral del desarrollo regional en materia industrial, láctea y de servicios”.

Por su parte, Meiners aseguró que “es importante avanzar en la posibilidad de concretar infraestructura que nos permita sumar conexiones a las instalaciones domiciliarias, tanto como al área industrial, para fortalecer la producción local que sin dudas es motor del crecimiento de la ciudad”, finalizó.

Michlig y González recorrieron la obra de repavimentación de la RP N° 2

EL PROYECTO

El Gasoducto Metropolitano inicia desde una conexión directa en el GNEA en cercanías de la ciudad de Esperanza. Alcanza a 7 localidades del departamento La Capital, beneficiará a unos 100 mil usuarios, lo que representa a unas 250 mil personas; alrededor de 7 mil industrias y comercios, y 1600 instituciones de Recreo, Monte Vera, Ángel Gallardo, Arroyo Aguiar, Santa Fe, Rincón y Arroyo Leyes.