Después de contestar nueve preguntas en 12 minutos, la rueda de prensa se tuvo que interrumpir. Todos sus participantes se sorprendieron cuando al DT neerlandés sacó un pañuelo para limpiar su nariz y quedó manchado de rojo. Y aún más cuando notaron que la hemorragia no cesaba, lo que llevó al el jefe de comunicación del Barça a interrumpir el encuentro con los medios.

No obstante, según informa ESPN, desde el club verificaron el estado de salud de Koeman y, tras la preocupación inicial, aseguraron que se encuentra en buenas condiciones.

El reclamo de Ronald Koeman a la dirigencia del Barcelona

Son semanas cruciales para el FC Barcelona de Ronald Koeman y Lionel Messi, que define el futuro de su temporada (Foto: REUTERS)

Los periódicos locales, como Mundo Deportivo y Sport, apuntaron que no es la primera vez que le pasa algo de esta índole al técnico holandés que, en otras ocasiones, ya ha sangrado por la nariz durante el transcurso de alguna rueda de prensa. Incluso MD agregó que podría deberse que Koeman, junto a su staff y los jugadores, son sometidos de forma casi diaria a tests PCR para detectar el COVID-19.

De todas formas, minutos antes, al estratega blaugrana le habían preguntado por su continuidad y habló sobre gran presión que existe en su cargo. Más en estas semanas, donde el Barça define su temporada y está sobre la cornisa: tiene que remontar un 0-2 ante Sevilla en la Copa del Rey y un 1-4 ante el Paris Saint Germain en la Champions League.

Koeman habló sobre la ausencia de Messi en Barcelona y su reveladora entrevista

“Yo sé que ser entrenador del Barça siempre hay mucha presión, si no ganas, si pierdes el culpable es el entrenador. Acepto y asumo, llevo muchos años e intento hacer el máximo. Nunca pienso en perder, siempre pienso en ganar. No sé que puede pasar, hay tiempo de hablar del futuro, soy optimista”, respondió Koeman.