El primer ministro Netanyahu culpó el lunes a la República Islámica de la explosión a bordo del barco Helios Ray, un buque de transporte de vehículos cuyo dueño es un prominente empresario israelí.

Irán rechaza enérgicamente la afirmación de Israel de que Teherán estuvo detrás de una explosión a bordo de un barco de propiedad israelí en el Golfo de Omán la semana pasada, dijo un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní en una conferencia de prensa televisada el lunes.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores iraní, Saeed Khatibzadeh, desmintió las informaciones que señalan que Irán estuvo detrás de un ataque a un buque comercial israelí en el Golfo de Omán la semana pasada, afirmando que Irán “rechaza enérgicamente” la acusación y que “el origen demuestra lo infundada que es”, según los medios de comunicación iraníes.

Explosión sacude un buque israelí en Medio Oriente

Khatibzadeh subrayó que el Golfo Pérsico y el Golfo de Omán son zonas de seguridad inmediata de Irán y que este país está “vigilando de cerca las acciones” de Israel y responderá si es necesario. “El primer ministro del régimen sionista padece una enfermedad mental. Este régimen sabe que en nuestra esfera de seguridad, nuestra respuesta ha sido precisa y firme”, dijo el portavoz.

El barco fue identificado como el MV Helios Ray, propiedad del magnate naviero israelí Rami Ungar.

Israel acusa a Irán de ataque contra un barco y advierte que habrá respuesta

El primer ministro Benjamín Netanyahu culpó el lunes a Irán de una explosión a bordo del buque carguero MV Helios Ray, pero eludió una pregunta sobre si Israel tomaría represalias.

Khatibzadeh rechazó además las declaraciones de Netanyahu sobre el programa nuclear iraní, afirmando que “las armas nucleares no tienen cabida en la doctrina de seguridad de Irán. Al contrario, el régimen sionista ha almacenado un gran número de ellas, y sus manos están manchadas de mucha sangre”.