El ámbar gris consiste en una sustancia que segregan estos animales para ayudarse con la digestión. Es utilizado en perfumería por lo que presenta un elevado precio.

Una mujer tailandesa en la orilla del mar encontró un enorme bulto extraño de textura serosa con olor a pescado que podría tener un valor de 260 mil dólares, ya que se trata de un ámbar gris, una inédita secreción producida por el cachalote.

Todo se remontó a un día en el que la mujer paseaba por la playa cuando se cruzó con esta misterioso objeto que pesaba alrededor de unos siete kilos. Ante el misterio de no saber de qué se trataba, decidió cargarlo hasta su casa, situada a unos 500 metros.

Para la sorpresa de la mujer, ahora podría convertirse en la dueña del mayor pedazo de ámbar gris encontrado hasta el momento que según el precio de venta estimado, tendría un valor de 260 mil dólares.

El ámbar gris es en realidad vómito de cachalote, una sustancia que segregan estos animales para ayudarse con la digestión y que en ocasiones acaba en el mar. Es ceroso e inflamable y se utiliza habitualmente en perfumería, por lo que a pesar de existir sustancias químicas sustitutivas, aún tiene un elevado precio.

“Si realmente tengo el ámbar gris genuino, puedo ayudar a mi comunidad una vez que encuentre un comprador para él”, dijo emocionada la mujer, que ahora está esperando a que las autoridades acudan para verificar el hallazgo.