Si hace un tiempo sorprendía la noticia de la aparición de una serie de monolitos metálicos de origen desconocido, ahora lo hace la figura de un ángel de hielo.

Los vecinos de New Buffalo, en Michigan, están sorprendidos ante una escultura encontrada en la desembocadura del río Galien en el lago Michigan.

Las redes sociales no han tardado en hacerse eco de este hallazgo. Algunos creen que la figura se ha formado de forma ‘natural’ debido a las intensas heladas que está sufriendo el estado, otros creen que ha sido esculpida por algún vecino de la zona mientras que algunas personas creen que es una obra divina.

Fiebre mundial de monolitos: apareció uno en Paraguay!

La realidad es que, de momento, se desconoce al autor de la figura que ha logrado despertar el interés de personas de todo el mundo.

El misterio del monolito, ahora apareció en Polonia