Ocurrió en California, Estados Unidos. La vía está únicamente habilitada para viajes compartidos.

La viveza siempre a la orden del día. Para poder utilizar los carriles especiales de una autopista durante más de un año, un hombre usó un maniquí disfrazado de anciano. Este insólito hecho ocurrió en California, Estados Unidos. La trampa no es nueva y ya se vio en otras ocasiones, pero no por ello deja de llamar la atención.

Todo comenzó cuando el oficial Sullinger estaba patrullando la Autopista 210, en dirección a Los Ángeles, en búsqueda de infractores en los carriles rápidos, únicamente habilitados para viajes compartidos. Al pasar un Toyota Tacoma, notó que el acompañante resultaba sospechoso. Además, vio que el vehículo tenía vidrios polarizados del lado del pasajero, algo ilegal.

Tras detener al coche y pedirle al conductor, del que se no se reveló su identidad, que baje la ventanilla, quedó impactado: no era una persona, era un muñeco. El maniquí hiperrealista estaba adornado con cabello gris, arrugas, anteojos, una gorra de béisbol de los Cleveland Indians, lentes y hasta un barbijo.

“Era el maniquí más realista del mundo”, sostuvo a Los Angeles Daily News el oficial la Patrulla de Caminos de California, Rodrigo Jiménez. Además, comentó que el hombre “usó esta técnica durante un año y medio”, según les declaró tras la detención.

Luego de todo lo ocurrido, la Policía de California posteó una foto del muñeco en su página de Facebook. “De lejos, uno de los mejores maniquíes que hemos visto. Para aclarar, nos referimos a este pasajero falso. Al menos estaba siguiendo las pautas de los CDC al usar su máscara facial. Buen intento, conductor. ¡Acá tenés tu multa!”, escribieron.

El infractor fue citado por la Justicia, pero el muñeco no fue confiscado. Por la utilización indebida del carril exclusivo de la autopista, sufrirá una multa de 400 dólares; no hay castigo adicional por intentar engañar a los oficiales. “Pensé que lo había visto todo, pero supongo que no”, concluyó Jiménez.