Se venden desde este miércoles en los principales supermercados ‘low cost’ de Alemania. Su precio oscila entre los 5 y 10 euros y el resultado se obtiene a lo 15-20 minutos con una precisión de en torno al 80%.

Alemania da un paso más en la lucha contra el coronavirus y permite la venta de test de diagnóstico del SARS-CoV-2 en los supermercados ‘low cost’, como ‘Lidl’ o ‘Aldi’.

Así, según anunció el ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn, los ciudadanos pueden adquirir pruebas caseras de autodiagnóstico en las principales cadenas alemanas de supermercados.

Un test argentino detecta qué pacientes de Covid-19 necesitarán terapia intensiva

Spahn destacó en la televisión pública ‘ZDF’ que, mientras prosiguen con el plan de vacunación de la ciudadanía, la existencia de estos test en los supermercados constituirá una “pieza fundamental” para doblegar la curva de contagios.

De esta forma, los supermercados contarán con pruebas de antígenos desde este miércoles 3 de marzo y después de que el Instituto Federal de Medicamentos y Productos Sanitarios alemán (BfArM) hay autorizado a tres fabricantes el desarrollo de estas pruebas de uso doméstico, cuyos precios oscilan entre los 5 y 10 euros (en función de la región) y el resultado se obtiene aproximadamente a lo 15-20 minutos con una precisión de en torno al 80%.

Neuquén: distribuyen test de detección rápida de COVID-19