Una vez que finalizó el encuentro que se disputó en el estadio de Lanús, los jugadores del Tambero mostraron su felicidad por el gran partido que le hicieron a uno de los equipos más poderosos de Argentina.

Más allá de quedar eliminados de la competición, los futbolistas del conjunto visitante se acercaron al vestuario del conjunto que ofició como local para llevarse un recuerdo del duelo histórico que protagonizaron.

Boca se impuso ante Claypole y avanzó de fase en la Copa Argentina

Así fue que, una vez que pasaron algunos minutos tras el final del encuentro, los jugadores de Claypole armaron una fila en la puerta del vestidor de Boca. El primero de los futbolistas xeneizes que apareció en escena fue Leonardo Jara, que le regaló su camiseta a uno de los primeros en la lista de espera. “Puedo mandarle un saludo a mi mamá que es el cumpleaños”, dijo Damián Pérez Roa.

Los jugadores de Claypole con sus recuerdos y las casacas de Boca

Cuando el periodista de la transmisión le consultó a qué jugador del Xeneize le pidió cambiar la camiseta para llevarse como obsequio, el número 17 de Claypole no dudó. “Con Mauro, con Mauro. Lo agarré cuando venía para acá y le pedí que me la dé”. Acto seguido, Julio Buffarini salió del vestuario y le regaló a uno de los jugadores del equipo del ascenso su camiseta. Una vez que eso ocurrió, los futbolistas del Tambo se acercaron hasta la puerta donde se cambiaron los dirigidos por Miguel Ángel Russo para pedir por nuevas prendas.

Además de lo que se pudo ver por la transmisión de TV, el plantel de Claypole aprovechó las redes sociales para inmortalizar una noche que jamás olvidarán. Tal fue el caso del arquero suplente Tahiel Alegre, que se sacó una foto con sus pares de Boca, Esteban Andrada y Javier García, y también se llevó el buzo del portero que es titular para Russo. El dueño del arco del conjunto que esperó 23 años para subir de la D a la C, Tiago Libares, logró quedarse con la casaca de García y el pantalón de juego del colombiano Edwin Cardona.

Pérez Roa junto a Cardona

Fue un partido histórico para Claypole. En un presente único para el club fundado hace 97 años, el equipo de Roque Drago mostró una gran versión ante Boca, lo puso contra las cuerdas en varios pasajes del partido y estuvo a punto de alcanzar la igualdad al final del encuentro, pero Emmanuel Más salvó al Xeneize.

Marcos Rojo feliz de estar en Boca

Fue derrota en el tiempo reglamentario para el conjunto que milita en el fútbol de ascenso, pero por siempre recordarán que estuvieron muy cerca de lograr un resultado inolvidable. A pesar de eso, se llevaron los mejores recuerdos del vestuario azul y oro.

Tahiel Alegre se llevó el buzo de Esteban Andrada
Postal de arqueros: Andrada, Alegre y Javi García