Al menos siete militantes fueron abatidos durante la operación militar. Se encontraban escondidos en una red de cuevas.

Irak completó con éxito el 3 de marzo una operación especial antiterrorista en las gobernaciones de Salah al Din y Kirkuk, anunció el portavoz del comandante de las Fuerzas Armadas iraquíes, Yehia Rasul.

Cazas F-16 realizaron una decena de ataques aéreos sobre una red cuevas que albergaba elementos del Estado Islámico, acabando con la vida de varios terroristas. Al menos siete militantes fueron abatidos durante la operación.

Diez misiles impactaron en una base aérea iraquí con tropas de EE.UU.

Asimismo, el bombardeo destruyó túneles que contenían mapas, documentos y equipo logístico. Una grabación difundida por las fuerzas iraquíes muestra el momento del ataque.

El mismo día varios misiles cayeron sobre la base aérea iraquí de Ain al Asad, que alberga tropas de Estados Unidos, de la coalición, así como fuerzas iraquíes. Un contratista estadounidense presente en las instalaciones sufrió un ataque al corazón durante el bombardeo y falleció poco tiempo después.

Wayne Marotto, portavoz de la coalición que combate al Estado Islámico en Irak, informó a través de Twitter que al menos 10 proyectiles golpearon la base, aproximadamente a las 7:20 (hora local).

El régimen de Irán probó una nueva generación de misiles balísticos